Saltar al contenido

Vigilancia del Crimen: 18 de octubre de 2013

Abogado de Pennsylvania acusado de cargos por impuestos y robo de identidad

Randolph Scott de Doylestown, Pensilvania, un abogado cuya práctica incluía asuntos de sucesión y testamentaria, fue acusado por la acusación del 3 de octubre de 2013, de defraudar la herencia de un cliente de más de 1,7 millones de dólares. Scott mantenía una oficina de abogados – Randolph Scott Associates – en Warrington, Pennsylvania. Se le acusa de un cargo de fraude postal, dos cargos de robo de identidad agravado, un cargo de evasión fiscal, un cargo de intento de interferir en la administración de las leyes de ingresos internos y tres cargos de no presentar declaraciones de impuestos.

Vigilancia del Crimen: 18 de octubre de 2013
Vigilancia del Crimen: 18 de octubre de 2013

Según la acusación, entre diciembre de 2005 y octubre de 2011, mientras representaba el patrimonio de John C. Bready, Scott desvió aproximadamente 1.758.193 dólares de fondos del patrimonio a las cuentas de su bufete. Dado que el patrimonio estaba valorado en más de 6 millones de dólares en el momento del fallecimiento de Bready en 2005, la ley federal exigía que se presentara una declaración de impuestos del patrimonio federal, lo que habría dado lugar a que se pagaran aproximadamente 520.351 dólares al IRS. En la acusación se alega que Scott no presentó a propósito el formulario requerido para mantener suficiente dinero en la herencia para pagar a sus beneficiarios y evitar la detección del robo.

En el acta de acusación se alega además que, tras la muerte del albacea de la sucesión en 2009, Scott no reveló la muerte para que el administrador de la cuenta de inversiones siguiera enviando los cheques del albacea al bufete de abogados de Scott. Scott supuestamente falsificaría la firma del albacea y depositaría los cheques en la cuenta de su bufete de abogados.

Se alega además que Scott hace que el albacea sucesor firme un documento de renuncia al cargo de albacea sucesor para que Scott pueda seguir falsificando la firma del albacea fallecido y desviar el dinero que pertenece a la sucesión. Además de los cargos, la acusación contiene una notificación de confiscación que solicita 1.758.193 dólares.

Si es condenado por todos los cargos, Scott se enfrenta a un mínimo obligatorio de dos años de prisión, consecutivos a cualquier otro término de prisión impuesto en el cargo de fraude de correo, lo que resulta en treinta y un años de encarcelamiento máximo, posible restitución al IRS por un monto de $520.351, posible restitución al patrimonio por un monto de $1.758.193, tres años de libertad supervisada, una multa de $1,4 millones y un gravamen especial de $500.

Fuente: Oficina del Fiscal General de los Estados UnidosPennsylvania

###

Nueva JerseyAsesor financiero con sede en Nueva Jersey condenado a veintisiete meses de prisión por defraudar a inversores ancianos

Un asesor financiero con sede en el condado de Somerset, Nueva Jersey, fue condenado el 25 de septiembre a veintisiete meses de prisión por robar 138.000 dólares a dos inversores de edad avanzada y financiar su lujoso estilo de vida con dinero que afirmaba estar invirtiendo en valores conservadores y en su negocio.

Ralph A. Saviano de Bridgewater, New Jersey, se declaró culpable ante el Juez de Distrito Freda L. Wolfson en la corte federal de Trenton de una información que lo acusaba de fraude electrónico.

Según los documentos presentados en esta causa y las declaraciones formuladas en el tribunal, Saviano, un asesor de inversiones que había trabajado en la industria financiera durante más de cuarenta años, se dirigió a los clientes a través de su asociación con Centaurus Financial Inc., y más tarde a través de Saviano Financial Group (SFG), desde julio de 2007 hasta octubre de 2012.

Durante ese tiempo, Saviano tenía aproximadamente 300 clientes, muchos de los cuales eran inversores poco sofisticados de entre sesenta y ochenta y cinco años, a los que conocía desde hacía muchos años y que confiaban en su experiencia y asesoramiento financieros. Saviano admitió que se dirigió a clientes que sabía que estaban a punto de recibir cantidades importantes de dinero en efectivo, como certificados de depósito con vencimiento (CD), y les propuso que invirtieran esos fondos en inversiones de bajo riesgo o en su empresa, SFG. Saviano dijo que usaría esos “préstamos empresariales” sólo para gastos de la empresa.

Saviano admitió que en mayo de 2012, un cliente de ochenta y cinco años le dio aproximadamente 63.000 dólares de un CD maduro que se le dijo que sería invertido en dos fondos de inversión. Saviano acompañó al cliente a su banco para canjear el CD y le dio instrucciones para que le pagara el producto del CD. En junio de 2012, otro de los clientes de Saviano, de ochenta años de edad y enfermo de cáncer, le dio a Saviano aproximadamente 75.000 dólares que había heredado de un pariente recientemente fallecido, haciendo el cheque pagadero a “cash” con las palabras “financial investment” en el campo de notas.

En lugar de hacer lo que afirmaba, Saviano utilizó los fondos para pagar “préstamos” anteriores de otros clientes en el esquema Ponzi y para pagar varios gastos personales, incluyendo al menos 33.000 dólares para encimeras de granito y otras mejoras en el hogar; 18.000 dólares en pagos en efectivo a sí mismo y a miembros de su familia; 10.000 dólares en pagos de hipotecas y alquileres personales; miles más en joyas, ropa, unas vacaciones familiares en Aruba y una donación para el teatro.

En la audiencia de declaración de culpabilidad del 5 de junio, el juez Wolfson dictó una sentencia de consentimiento y una orden de confiscación por la suma de 699.926,51 dólares, que constituye el producto que Saviano obtuvo de sus conocidas víctimas inversionistas como resultado de su delito.

Además de la pena de prisión, el juez Wolfson condenó a Saviano a tres años de libertad supervisada y ordenó la restitución de 699.926,51 dólares.

En una investigación paralela, la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos, el 6 de septiembre de 2013, emitió una orden que instituye un procedimiento administrativo resuelto contra Saviano. En su orden, la SEC prohibió a Saviano asociarse con cualquier corredor, comerciante, asesor de inversiones, comerciante de valores municipales, asesor municipal, agente de transferencia u organización de calificación estadística reconocida a nivel nacional. También le prohibió participar en cualquier oferta de acciones de un centavo, incluyendo actuar como promotor, buscador, consultor, agente, u otra persona que participe en actividades con un corredor, comerciante o emisor con el propósito de emitir o comerciar con cualquier acción de un centavo, o inducir o intentar inducir la compra o venta de cualquier acción de un centavo.

Fuente: Oficina del Fiscal General de los Estados UnidosNueva Jersey

###

Cargos adicionales presentados contra los preparadores de declaraciones de impuestos previamente acusados de ayudar a los clientes a esconder millones en bancos israelíes en el extranjero

David Kalai y Nadav Kalai se enfrentan a cargos adicionales después de que un gran jurado federal en el Distrito Central de California devolviera una segunda acusación sustitutiva el 17 de octubre. La acusación sustitutiva acusaba a cada uno de dos cargos de no presentar intencionadamente un Informe de Cuentas Bancarias y Financieras Extranjeras (FBAR). En junio de 2012, el gran jurado acusó a David Kalai, Nadav Kalai y David Almog de conspirar para defraudar a los Estados Unidos, el Departamento de Justicia y el IRS anunciaron el 18 de octubre.

Como se alega en el escrito de acusación de junio de 2012, David Kalai y Nadav Kalai eran directores de United Revenue Service Inc. (URS), un negocio de preparación de impuestos con doce oficinas ubicadas en todo Estados Unidos. David Kalai trabajó principalmente en la antigua sede de URS en Newport Beach, California, y más tarde en la sede de URS en Costa Mesa, California. Nadav Kalai, que es el hijo de David Kalai, trabajó en la sede central de URS en Bethesda, Maryland, así como en las oficinas de URS en Newport Beach y Costa Mesa. David Almog era el gerente de la sucursal de URS en Nueva York y supervisaba a los preparadores de las declaraciones de impuestos de los locales de URS en la costa este.

En el acta de acusación supletoria se alegaba además que los coconspiradores preparaban falsas declaraciones de impuestos sobre la renta de las personas físicas, en las que no se revelaban las cuentas financieras de los clientes en el extranjero ni se informaba de los ingresos obtenidos de esas cuentas. A fin de ocultar la propiedad y el control de los activos de los clientes y ocultar sus ingresos al IRS, los conspiradores constituyeron sociedades extraterritoriales en Belice y en otros lugares y ayudaron a los clientes a abrir cuentas bancarias secretas en los locales de Luxemburgo de dos bancos israelíes denominados Banco A y Banco B en documentos judiciales. El Banco A es una gran institución financiera con sede en Tel Aviv, Israel, con sucursales en todo el mundo. El Banco B es una institución financiera mediana con sede en Tel-Aviv, con presencia mundial en cuatro continentes.

En el acta de acusación también se alegaba que los coconspiradores habían constituido sociedades extraterritoriales en Belice y en otros lugares para actuar como titulares de cuentas nominales en las cuentas secretas de los bancos israelíes. Los coconspiradores facilitaron entonces la transferencia de los fondos de los clientes a las cuentas secretas y prepararon y presentaron declaraciones de impuestos que informaban falsamente del dinero enviado al extranjero como una pérdida de inversión falsa o un gasto comercial falso. Los coconspiradores tampoco revelaron la existencia, el interés financiero y la autoridad de los clientes en las cuentas secretas de los clientes, e hicieron que los clientes no presentaran los FBAR al Departamento del Tesoro.

Además de los cargos anteriores, en el acta de acusación supletoria se alega que David Kalai y Nadav Kalai no presentaron cada uno un FBAR para los años civiles 2008 y 2009 en relación con una cuenta extranjera mantenida en el Banco A en Luxemburgo. En el segundo acta de acusación se afirma que tanto David Kalai como Nadav Kalai tenían intereses financieros, firma u otra autoridad en una cuenta financiera en el extranjero con un valor agregado de más de 10.000 dólares durante 2008 y 2009.

Si es condenado, cada acusado se enfrenta a un máximo de cinco años de prisión por cada cargo y una multa máxima de 250.000 dólares por cada cargo.

Fuente: Departamento de Justicia de los EE.UU.