Saltar al contenido

Vigilancia del Crimen: 18 de julio de 2013

Hombre de Texas acusado de robo de identidad multimillonario y fraude en la devolución de impuestos

Un hombre de la zona de Houston (Texas) que fue detenido a finales de junio en un aeropuerto cuando intentaba huir del país, fue acusado el 12 de julio en el Distrito Central de California de un multimillonario plan de robo de identidad y fraude en la devolución de impuestos.

Vigilancia del Crimen: 18 de julio de 2013
Vigilancia del Crimen: 18 de julio de 2013

Fidelis Negbenebor ha sido acusado en una acusación de nueve cargos devuelta por un gran jurado federal que lo acusa de tres cargos cada uno de robo de propiedad del gobierno, fraude en relación con documentos de identificación y robo de identidad con agravantes.

Según el acta de acusación y la denuncia -utilizando identidades robadas, servicios de anonimato en Internet y conexiones informáticas originadas en múltiples computadoras situadas en África y los Estados Unidos- se presentaron electrónicamente al IRS declaraciones de impuestos fraudulentas en las que supuestamente se pedían cheques de reembolso a los que el acusado no tenía derecho. El producto, una vez depositado en cuentas bancarias abiertas fraudulentamente, se transfirió presuntamente a otros bancos situados en los Estados Unidos y en otros lugares del extranjero, como Ghana y Nigeria.

En la declaración jurada presentada en apoyo de la denuncia penal se afirma que se han identificado más de 300 declaraciones de impuestos potencialmente fraudulentas como relacionadas con el plan. La pérdida total para el gobierno es de aproximadamente 3.478.182 dólares. Un cheque de reembolso presuntamente generado como parte del plan ascendía a 1.003.957 dólares y fue enviado por correo a una dirección de alojamiento de estudiantes de la Universidad de California en Los Ángeles.

La investigación condujo a la ejecución de una orden de registro en la residencia de Negbenebor en Sugarland, Texas, a finales de junio. Los artículos recuperados de la casa incluían varios documentos de identificación falsos y docenas de números de la Seguridad Social pertenecientes a individuos distintos de Negbenebor.

Al día siguiente de la ejecución de la orden de registro, Negbenebor viajó de Texas a Newark, Nueva Jersey, y había hecho arreglos a través de un servicio de Internet en línea para viajar de Nueva Jersey al Canadá en un aparente intento de huir de los Estados Unidos. Negbenebor fue detenido el domingo 30 de junio de 2013 en el aeropuerto de Newark, Nueva Jersey, en virtud de la denuncia penal presentada en el Distrito Central de California. Ha sido detenido en espera de juicio en Nueva Jersey y será transportado por los alguaciles de los Estados Unidos al Distrito Central para responder a los cargos de la acusación.

Los servicios de anonimato de Internet son utilizados por personas que intentan ocultar su verdadera dirección de protocolo de Internet (dirección IP). El servicio hace que la experiencia de navegación por Internet de los clientes sea anónima, ocultando u ocultando la verdadera dirección IP de los clientes y sustituyéndola por la dirección IP del servicio.

Negbenebor tendrá una comparecencia posterior a la acusación cuando sea transportado al Distrito Central de California desde el Distrito de Nueva Jersey, donde se encuentra actualmente detenido. Si es condenado por los cargos de la acusación, Negbenebor se enfrenta a una sentencia máxima legal de al menos setenta y cinco años en una prisión federal. Además, el cargo de robo de identidad con agravantes conlleva una pena obligatoria de dos años de prisión que debe ser consecutiva a los delitos principales.

Fuente: Oficina del Fiscal General de los Estados UnidosCalifornia

###

Empresario de California se declara culpable de ocultar una cuenta bancaria extranjera en un banco israelí en su declaración de impuestos

El Fiscal General Adjunto de la División de Impuestos y el Fiscal de los Estados Unidos del Distrito Norte de California anunciaron que Moshe Handelsman de Saratoga, California, se declaró culpable el 17 de julio de presentar una declaración de impuestos falsa para el año fiscal 2007.

Según el acuerdo de declaración, entre aproximadamente 1993 y 2000, Handelsman, ciudadano estadounidense, utilizó tres cuentas bancarias a nombre de dos empresas extranjeras diferentes en bancos extranjeros para reducir falsamente sus impuestos. La última de esas cuentas estaba en un banco israelí situado en Tel-Aviv, Israel. Las cuentas bancarias y las empresas extranjeras se establecieron con la ayuda de sus preparadores de declaraciones de impuestos.

Según documentos judiciales, en aproximadamente 2000, Handelsman viajó a Israel y se reunió con un banquero del banco israelí que lo remitió a un abogado israelí para que estableciera una empresa extranjera. La empresa extranjera se llamaba Exportus Ltd. y era el titular de la cuenta en el banco israelí. De 2003 a 2008, Handelsman envió 1.808.075 dólares de una empresa nacional que controlaba, llamada Advanced Forecasting Corp., a la cuenta bancaria de Exportus Ltd. Con la ayuda de sus preparadores de declaraciones de impuestos, los fondos transferidos al extranjero se dedujeron como gastos falsos de “adquisición de información” en las declaraciones de impuestos de la Advanced Forecasting Corp. Los falsos gastos de negocios en las declaraciones de impuestos de las empresas dieron lugar a que Handelsman no declarara sus ingresos en sus declaraciones de impuestos individuales de 2003 a 2008. Handelsman tampoco reveló la existencia de su cuenta bancaria en el extranjero en sus declaraciones de impuestos individuales.

Según el acuerdo de declaración, en 2009 Handelsman cerró su cuenta en el banco israelí y repatrió el dinero transfiriendo los fondos a una segunda cuenta bancaria israelí y luego a una cuenta de Charles Schwab en los Estados Unidos a nombre de un pariente. Los fondos se transfirieron luego de la cuenta de Charles Schwab a Handelsman para que pareciera que los fondos eran un regalo no imponible del pariente.

Handelsman se enfrenta a una posible pena máxima de tres años de prisión y una multa máxima de 250.000 dólares. Además, Handelsman ha acordado pagar una pena civil al IRS por el 50 por ciento del alto saldo de sus cuentas no declaradas por no presentar los FBAR. Su sentencia está programada para el 6 de noviembre de 2013.

Fuente: Departamento de Justicia de los EE.UU.

###

Padre e hijo de Texas reciben largas condenas de prisión federal y se les ordena pagar grandes multas

Larry Lake y su hijo, Travis Lake, fueron condenados el 17 de julio en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Fort Worth (Texas) por el juez de distrito John McBryde a quince años y un mes de prisión federal, respectivamente, tras haber sido declarados culpables a principios de año de cargos fiscales y relacionados con los impuestos.

Además, el juez McBryde ordenó que Larry Lake pagara una multa de 550.000 dólares, así como los impuestos, intereses y penalidades adeudados, que equivaldrán aproximadamente a 25 millones de dólares. El Juez McBryde ordenó que Travis Lake pagara una multa de 30.000 dólares; ya ha pagado 26.816 dólares en concepto de restitución antes de la sentencia.

Larry Lake fue condenado en un juicio en febrero de 2013 por un cargo de ocultación de bienes (fraude por bancarrota) y tres cargos de evasión fiscal. Fue puesto en prisión preventiva después de la condena. Travis Lake se declaró culpable en febrero de 2013 de una acusación por tres cargos de fraude y declaraciones falsas en relación con las declaraciones de impuestos que presentó para los años fiscales 2006, 2007 y 2008. Fue puesto en prisión preventiva después de la audiencia de sentencia.

Según el registro del tribunal público, Larry Lake es residente de Colleyville, Texas, y posee y opera varios negocios, incluyendo VIP Finance of Texas, un negocio de préstamos de títulos de automóviles con sucursales en toda el área de Dallas-Fort Worth; Cash Auto Sales, que maneja las membresías del club de automóviles para VIP Finance; y es copropietario de Grapevine Drug Mart, una farmacia familiar operada en el Grapevine, Texas.

Según el currículum vitae presentado en su caso, Travis Lake dirige el Grapevine Drug Mart, y según una orden que establece las condiciones de su liberación, Travis Lake también es residente de Colleyville.

Según las pruebas presentadas en el juicio de Larry Lake, el día antes de que se declarara en quiebra en noviembre de 2004, Larry Lake transfirió y ocultó a sabiendas y de forma fraudulenta más de 3 millones de dólares que se encontraban en una cuenta de E*TRADE y en una cuenta del Compass Bank.

Los fondos fueron posteriormente transferidos por Larry Lake a través de una serie de depósitos bancarios, transferencias electrónicas y cheques de caja. Además, Larry Lake utilizó una empresa “fantasma” para ayudar a ocultar los activos.

Además, según las pruebas presentadas en el juicio, Larry Lake ideó un plan para evadir la determinación de sus impuestos sobre la renta personal declarando menos ingresos en las declaraciones de impuestos conjuntas de él y su cónyuge para los años fiscales de 2006 a 2008. Los ingresos no declarados procedían de sus negocios, VIP Finance y Grapevine Drug Mart.

Otras pruebas demostraron que desde agosto de 2006 hasta noviembre de 2009, Larry Lake y su cónyuge acordaron estructurar más de 1.100 depósitos en moneda en al menos trece cuentas bancarias diferentes, a sabiendas de que la estructuración era ilegal. Estas cuentas se repartieron entre varias instituciones financieras, y la cantidad total estructurada durante este período de tiempo superó los 9,3 millones de dólares.

Larry Lake no reveló los fondos estructurados, y la existencia de las cuentas que contienen los fondos estructurados, a su preparador de la declaración de la renta. Además, Larry Lake no informó sobre los ingresos que recibió de Grapevine Drug Mart, habiendo dicho a su preparador que vendió el negocio durante el año 2003. Al retener deliberadamente esta información de su preparador de declaraciones, el IRS sufrió una pérdida total de impuestos de 4.838.032 dólares.

Según el currículum vitae presentado en el caso de Travis Lake, de 2006 a 2008 recibió pagos trimestrales y semanales de los ingresos retirados de las cuentas bancarias comerciales de Grapevine Drug Mart. Los pagos trimestrales se recibían generalmente de tres a cinco veces al año y variaban en cantidades que iban de 25.000 a 100.000 dólares. Cada pago trimestral se hacía pagadero a Certified Tech Services, un dba que Travis Lake estableció, y se depositaba en la cuenta bancaria comercial de Certified Tech Services. Los pagos semanales, en forma de cheques, eran mucho más pequeños y se hacían pagaderos a Travis Lake o a su esposa y se depositaban en cuentas personales controladas por Travis Lake. En el currículum vitae se afirma además que Travis Lake presentó oportunamente sus declaraciones de impuestos federales sobre la renta correspondientes a 2006, 2007 y 2008, pero omitió deliberadamente unos ingresos de aproximadamente 77.070 dólares en 2006, 82.540 dólares en 2007 y 54.000 dólares en 2008, que recibió en su totalidad de Grapevine Drug Mart.

En casos conexos, dos farmacéuticos del Grapevine Drug Mart, también se han declarado culpables de evasión fiscal, según los currículos de hechos presentados en esos casos. Norvell Moss admitió que no declaró aproximadamente 194.150 dólares de ingresos que recibió del Grapevine Drug Mart para el año fiscal 2008, y como resultado de no haber declarado todos sus ingresos, Norvell Moss tenía un impuesto adicional adeudado y que debía 58.233 dólares para ese año. En mayo de 2013 fue condenado a dieciocho meses de prisión federal y se le ordenó pagar 8.277 dólares en concepto de restitución, así como una multa de 30.000 dólares.

Otro farmacéutico, Joseph Moss, admitió que no declaró unos 159.450 dólares de ingresos que recibió del Grapevine Drug Mart en el ejercicio fiscal de 2008 y que, como consecuencia de no haber declarado todos sus ingresos, tenía que pagar un impuesto adicional y debía 58.554 dólares por ese año. El mes pasado fue condenado a doce meses y un día en una prisión federal y se le ordenó pagar 51.150 dólares en concepto de restitución y una multa de 3.000 dólares.

Fuente: Oficina del Fiscal General de los Estados UnidosTexas

###

Propietario de una franquicia de pizzas y otros cuatro acusados de fraude fiscal

El Departamento de Justicia anunció el 16 de julio que Happy Asker, propietario de múltiples franquicias de Happy$0027s Pizza, fue acusado por un gran jurado federal en Detroit junto con Maher Bashi, Tom Yaldo, Arkan Summa y Tagrid Bashi por múltiples delitos fiscales derivados de una conspiración para no declarar los ingresos imponibles y los impuestos sobre la nómina de nueve franquicias de Happy$0027s Pizza. Todos los acusados, con la excepción de Happy Asker, fueron arrestados.

La acusación alega que desde aproximadamente junio de 2004 hasta abril de 2011, los acusados conspiraron entre sí para desviar recibos de negocios, subestimar los salarios y subestimar los verdaderos ingresos y gastos de determinadas franquicias de Happy$0027s Pizza. Según la acusación, el plan dio lugar a que las franquicias especificadas pagaran más de 2,1 millones de dólares en salarios no declarados a los empleados y accionistas.

Los cargos adicionales en la acusación incluyen:

  • Tres cargos por presentar una falsa declaración de renta individual como a Happy Asker.
  • Veintiún cargos por ayudar en la presentación de falsas declaraciones de impuestos sobre la nómina como a Happy Asker y Maher Bashi.
  • 23 cargos por ayudar a presentar declaraciones de impuestos falsas a Tom Yaldo en nombre de determinadas franquicias de Happy$0027s Pizza.
  • Once cuenta como Happy Asker y Maher Bashi por ayudar a presentar declaraciones de impuestos falsas en nombre de determinadas franquicias de Happy$0027s Pizza.

Finalmente, la acusación también acusa a Happy Asker y Maher Bashi de un cargo de obstrucción a la debida administración de las leyes de ingresos internos. Summa y Tagrid Bashi también están acusados juntos de obstruir la debida administración de las leyes de ingresos internos, y Yaldo también está acusado de obstruir la debida administración de las leyes de ingresos internos.

Si son condenados por el cargo de conspiración, los acusados enfrentan hasta cinco años de prisión y una multa de 250.000 dólares. Los cargos de presentar una declaración falsa de impuestos y ayudar o asistir en la presentación de una declaración falsa conllevan una pena máxima de tres años de prisión y una multa de 250.000 dólares por cada cargo. El cargo de obstrucción conlleva una pena máxima de tres años en prisión y una multa de 250.000 dólares por cada cargo.

Fuente: Departamento de Justicia de los EE.UU.

###

Economista de California condenado en la Corte Federal de Manhattan a cuatro años de prisión por evadir más de 1,5 millones de dólares en impuestos debidos al IRS

El Fiscal del Distrito Sur de Nueva York anunció que David Gilmartin, un economista con un doctorado, fue condenado el 16 de julio en el tribunal federal de Manhattan a cuatro años de prisión por no haber presentado declaraciones de impuestos desde 1989, por evadir el pago de sus impuestos y por obstruir los intentos del IRS y del estado de Nueva York de evaluar y cobrar sus impuestos sobre la renta personal.

Gilmartin fue condenado por cargos de evasión de impuestos y fraude postal en enero de 2013 después de un juicio por jurado de una semana ante la juez de distrito estadounidense Miriam Cedarbaum, quien impuso la sentencia del 16 de julio.

Según la acusación y las pruebas presentadas en el juicio de Gilmartin, Gilmartin, deliberadamente no presentó declaraciones de impuestos y no pagó impuestos sobre más de 1,7 millones de dólares en ingresos de consultoría desde 1989 hasta 2010. Justificó su falta de pago de impuestos alegando que no podía identificar una disposición en el código fiscal que lo hacía responsable del pago de los impuestos sobre la renta. A pesar de las numerosas notificaciones, reuniones y cartas del IRS, y a pesar de que los amigos de Gilmartin le dijeron que iría a la cárcel, Gilmartin se negó a presentar sus declaraciones de impuestos o a pagar sus impuestos sobre la renta.

Gilmartin evadió sus impuestos proporcionando un número de seguridad social falso a un empleador y proporcionando formularios de retención falsos a empleadores que afirmaban que estaba exento de impuestos para evitar que sus empleadores retuvieran los impuestos de sus cheques de pago. Para evitar que el IRS evaluara y cobrara sus impuestos, desde 1995 hasta 2002, Gilmartin pagó casi 500.000 dólares de sus cheques de pago directamente a sus bancos por compras con tarjeta de crédito y pagos en una línea de crédito, en lugar de depositarlos en una cuenta bancaria que sabía que el IRS intentaría recaudar. Desde 2008 hasta su arresto, Gilmartin cobró más de 338.000 dólares en cheques de pago en lugar de depositarlos en una cuenta bancaria, también para evitar que el IRS cobrara sus impuestos.

Como resultado de sus esfuerzos de evasión, Gilmartin debe más de 1,5 millones de dólares en impuestos sobre la renta e intereses al IRS, y más de 99.000 dólares a Nueva York.

Además de la pena de prisión, el juez Cedarbaum también condenó a Gilmartin a tres años de libertad supervisada. Gilmartin también fue condenado a pagar 1,67 millones de dólares en restitución y 2.500 dólares en gastos de procesamiento.

Fuente: Oficina del Fiscal General de los Estados UnidosNueva York

###

Residente de Boca Ratón condenado por presentar declaraciones de impuestos falsas, fraude con dispositivos de acceso y robo de identidad agravado

El Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, el Departamento de Justicia, IRS – Investigación Criminal, y el FBI anunciaron el 16 de julio que Harvey Zitron de Boca Ratón, Florida, fue condenado por un gran jurado federal por los diez cargos imputados en la acusación.

De acuerdo con la acusación, Zitron fue acusada de presentar declaraciones fraudulentas del IRS de los Estados Unidos sobre el impuesto sobre la renta de las personas físicas, formularios 1040, para 2004 y 2005 (puntos 1 y 2), y declaraciones enmendadas del impuesto sobre la renta de las personas físicas, formularios 1040X, para 2003, 2004 y 2005 (puntos 3 a 5), todo ello en violación del Título 26 del Código de los Estados Unidos, sección 7206(1). Además, se le imputaron tres cargos de fraude con dispositivos de acceso, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1029(a)(2) (Cargos 6, 8 y 10), y dos cargos de robo de identidad con agravantes, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1028A(a)(1) (Cargos 7 y 9).

Según las pruebas presentadas en el juicio, Zitrón usó compañías para hacer cheques a amigos o conocidos que los cobraron y devolvieron el dinero a Zitrón. Zitrón entonces no declaró estos ingresos en sus declaraciones de impuestos. También abrió cuentas de tarjetas de crédito a nombre de su hijo y ex esposa y cargó más de 1.000 dólares en un solo año en esas cuentas sin su autorización o conocimiento.

Zitrón se enfrenta a una sentencia máxima de tres años por cada cargo de fraude fiscal, diez años por cada cargo de fraude con dispositivos de acceso y dos años consecutivos por cada cargo de robo de identidad con agravantes. La sentencia está fijada para el 8 de octubre de 2013.

Fuente: Oficina del Fiscal General de los Estados UnidosFlorida