Saltar al contenido

Vigilancia del Crimen: 12 de febrero de 2013

El administrador del fondo de cobertura y el administrador de la CPA condenados por el jurado por 40 millones de dólares Ponzi

El viernes 8 de febrero de 2013, un jurado federal en Charlotte condenó al contador público Jonathan D. Davey, de cuarenta y ocho años, de Newark, Ohio, por cuatro cargos criminales relacionados con una conspiración de fraude en inversiones, anunció el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Occidental de Carolina del Norte.

Vigilancia del Crimen: 12 de febrero de 2013
Vigilancia del Crimen: 12 de febrero de 2013

La acusación federal, devuelta en febrero de 2012, acusaba a Davey de actuar como «administrador» de numerosos fondos de cobertura del Black Diamond Ponzi Scheme; de solicitar más de 11 millones de dólares a las víctimas con su propio fondo de cobertura, Divine Circulation Services; y de evasión fiscal. Los cargos se derivan de la investigación sobre el diamante negro, que ha presentado cargos penales contra once personas y el CommunityONE Bank, en relación con una conducta entre octubre y abril de 2007 que privó a más de 400 víctimas de más de 40 millones de dólares.

Según las pruebas presentadas en el juicio, Davey mintió para recaudar más de 11 millones de dólares de las víctimas, principalmente en Carolina del Norte, Virginia y Ohio, para su fondo de cobertura, alegando, entre otras cosas, que había hecho la debida diligencia con respecto al diamante negro y que estaba operando un fondo de cobertura legítimo con importantes salvaguardias, cuando en realidad ninguna de las dos afirmaciones era cierta.

Luego, cuando Diamante Negro comenzó a colapsar, Davey y otros gerentes de fondos de cobertura iniciaron un esquema Ponzi derivado usando una llamada «cuenta de efectivo» que Davey controlaba. Davey y sus co-conspiradores reunieron más de 5 millones de dólares de nuevas víctimas para la cuenta de efectivo y usaron el dinero de las nuevas víctimas para hacer pagos Ponzi a los antiguos inversores y a ellos mismos.

Las pruebas en el juicio mostraron que, como administrador del esquema, Davey controlaba la mayoría de los fondos y transferencias del esquema y publicaba un sitio web para las víctimas que reflejaba declaraciones falsas. En el juicio, el gobierno demostró que al final del esquema, el sitio web reflejaba más de 120 millones de dólares en el supuesto valor de las cuentas de las víctimas cuando Davey y los administradores de los fondos de cobertura en realidad tenían menos de 1 millón de dólares en total en sus cuentas.

Según las pruebas presentadas en el juicio, Davey utilizó una elaborada red de empresas ficticias para evadir impuestos y cometer blanqueo de dinero con el producto del esquema Ponzi. En particular, Davey utilizó una sociedad ficticia en Belice para canalizar dinero para construir una mansión en Ohio, creando un «préstamo» falso al pretender que los inversores habían «prestado» dinero de inversión a la sociedad ficticia de Belice que luego se utilizó para construir la mansión personal de Davey.

Otros acusados condenados en este caso:

  • Keith Franklin Simmons fue condenado tras un juicio con jurado por fraude de valores, fraude electrónico y lavado de dinero. Simmons fue condenado a cincuenta años de prisión el 23 de mayo de 2012.
  • Bryan Keith Coats se declaró culpable el 24 de octubre de 2011 de conspiración para cometer fraude de valores y conspiración de lavado de dinero. Coats fue sentenciado a quince años de prisión el 16 de noviembre de 2012.
  • Deanna Ray Salazar se declaró culpable el 7 de diciembre de 2010 de conspiración para cometer fraude de valores y evasión fiscal. Salazar fue sentenciada a 54 meses de prisión el 23 de mayo de 2012.
  • Jeffrey M. Muyres se declaró culpable el 17 de mayo de 2011 de conspiración para cometer fraude de valores y conspiración de lavado de dinero. Muyres fue sentenciado a veintitrés meses de prisión el 18 de enero de 2012.
  • Roy E. Scarboro se declaró culpable el 3 de diciembre de 2010 de fraude de valores, lavado de dinero y de hacer declaraciones falsas al FBI. Scarboro fue sentenciado a veintiséis meses de prisión el 4 de mayo de 2011.
  • James D. Jordan se declaró culpable el 14 de septiembre de 2010 de conspiración para cometer fraude de valores. Jordan fue sentenciado a dieciocho meses de prisión el 29 de junio de 2011.
  • Stephen D. Lacy se declaró culpable el 9 de diciembre de 2010 de conspiración para cometer fraude de valores. Lacy fue sentenciado a seis meses de prisión el 4 de mayo de 2011.
  • El Chad A. Sloat se declaró culpable el 17 de octubre de 2012 de conspiración para cometer fraude de valores y de no presentar declaración de impuestos. Actualmente, Sloat está a la espera de ser sentenciado.
  • Jeffrey M. Toft se declaró culpable el 26 de noviembre de 2012 de conspiración para cometer fraude de valores, conspiración para cometer fraude por cable y conspiración para cometer lavado de dinero. Toft está actualmente a la espera de ser sentenciado.
  • Michael J. Murphy se declaró culpable el 22 de enero de 2013 de conspiración para cometer fraude de valores. Murphy está actualmente esperando ser sentenciado.

El 27 de abril de 2011, un proyecto de ley penal de información y un Acuerdo de enjuiciamiento diferido se presentó contra el CommunityONE Bank N.A. en relación con su fracaso para presentar un informe de actividades sospechosas (SAR) y mantener un programa eficaz contra el lavado de dinero. Como muestran los registros judiciales, Simmons era cliente de CommunityONE y utilizó varias cuentas con el banco para promover el esquema Ponzi. Sin embargo, de acuerdo con los documentos judiciales archivados, el banco no presentó ningún informe de actividad sospechosa sobre Simmons, a pesar de los cientos de transacciones sospechosas que tuvieron lugar en sus cuentas. El banco accedió a pagar 400.000 dólares para la restitución de las víctimas del esquema Ponzi que operaban a través de cuentas mantenidas en el banco.

Davey fue condenado por todos los cargos tras una deliberación de 45 minutos con el jurado. Davey se enfrenta a una sentencia máxima legal de cinco años de prisión por el primer cargo (conspiración de fraude de valores) y una multa de 250.000 dólares; un máximo de veinte años de prisión por el segundo cargo (conspiración de fraude electrónico) y una multa de 250.000 dólares; un máximo de veinte años de prisión por el tercer cargo (conspiración de lavado de dinero) y una multa de 250.000 dólares; y un máximo de cinco años de prisión por el cuarto cargo (evasión de impuestos) y una multa de 250.000 dólares. Davey ha sido liberado bajo fianza y aún no se ha fijado una fecha de sentencia.

Fuente: Departamento de Justicia de los EE.UU.

###

El Departamento de Justicia busca cerrar los preparadores de declaraciones de impuestos del sur de la Florida

El Departamento de Justicia anunció el 4 de febrero que ha demandado a dos preparadores de declaraciones de impuestos de Miami, buscando prohibirles que preparen declaraciones de impuestos federales para otros. La demanda civil alega que Marlen Monzón, su hijo Yanko Rodríguez y su empresa de Miami, Tri Stars Multiservices Corporation, reclaman deducciones y créditos falsos en las declaraciones de impuestos federales de los clientes.

Monzón y Rodríguez supuestamente incluyeron reclamos fabricados de gastos de negocios en las declaraciones de impuestos de los clientes, a pesar de que los clientes no tienen negocios. Según la denuncia, estos gastos falsos compensan los ingresos salariales de los clientes y reducen indebidamente los ingresos imponibles declarados por los clientes. Esto genera (o aumenta) un reembolso, y a menudo califica a los clientes para créditos a los que no tienen derecho.

En la denuncia se alega que el IRS ha examinado 498 declaraciones de impuestos de los años fiscales 2008 a 2011 y ha encontrado que casi todas las declaraciones afirmaban que el cliente operaba un negocio inexistente y había informado de una pérdida de negocio. Esto supuestamente redujo la responsabilidad fiscal de los clientes en un promedio de 7.031 dólares por declaración, para un total de 3.494.336 dólares en pérdidas de ingresos.

Según la denuncia, en 2008, el IRS impuso multas a Monzón por un monto de 43.000 dólares por haber preparado declaraciones de impuestos en las que se reclamaban créditos fiscales falsos por combustible. En la denuncia se alega que, en lugar de reclamar créditos fiscales por combustible falsos, Monzón ahora simplemente informa de los gastos de gasolina falsos relacionados con negocios inexistentes en las declaraciones de impuestos de sus clientes.

Fuente: Departamento de Justicia de los EE.UU.

###

Los tribunales prohíben a los preparadores de declaraciones de impuestos de Carolina del Sur que preparen declaraciones para otros

Un juez federal de distrito de Florence, Carolina del Sur, prohibió permanentemente a Rachel D. Watson, de Florence, y a Susann Allen, de Darlington, Carolina del Sur, que prepararan declaraciones de impuestos federales para otros, anunció el Departamento de Justicia el 8 de febrero. Los mandamientos judiciales prohíben a Watson y Allen preparar declaraciones para otros y les exigen que envíen copias del mandamiento judicial a cualquier empleador para el que hayan preparado declaraciones desde el 1 de enero de 2008.

Según la queja del gobierno en el caso, Watson y Allen prepararon declaraciones de impuestos federales en varios negocios de Carolina del Sur, incluyendo, más recientemente, Fludd’s Express Tax Service y Gold Valley Pawn. En la denuncia se alegaba que Watson y Allen prepararon declaraciones que reclamaban ilegalmente el Crédito Fiscal por Ingresos de Trabajo al informar sobre negocios o ingresos comerciales ficticios de la Lista C o dependientes ficticios. La denuncia también alegaba que Watson y Allen fabricaban o inflaban las deducciones. En la denuncia se alegaba que estas actividades llevaron a sus clientes a presentar declaraciones que subestimaban ilegalmente las obligaciones del impuesto sobre la renta y exageraban los reembolsos. Watson y Allen consintieron la entrada de las órdenes judiciales.

Fuente: Departamento de Justicia de los EE.UU.

###

Hermanos del sur de la Florida condenados por evasión de impuestos

Michael Farnell y James Farnell, residentes en Boca Ratón, Florida, fueron condenados a prisión por evasión de impuestos, según anunciaron el Departamento de Justicia y el IRS el 8 de febrero. Michael Farnell y James Farnell fueron previamente acusados el 19 de abril de 2012. El juez William P. Dimitrouleas condenó a Michael Farnell a una pena de dieciocho meses de prisión, y su hermano James Farnell fue condenado a una pena de cuarenta y dos meses. Michael Farnell fue puesto en prisión preventiva. James Farnell ya estaba bajo custodia.

Según declaraciones formuladas en el tribunal y documentos presentados públicamente, Michael Farnell y James Farnell vendieron acciones de una empresa privada de tecnología con sede en Florida entre 2004 y 2006 y no informaron de las ganancias de capital ni pagaron impuestos sobre las ganancias de capital de esas ventas de acciones. En 2004, la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC) presentó una demanda contra los hermanos Farnell por violaciones de valores en otra empresa que operaban en el año 2000. La mayoría de las ventas de acciones en cuestión en este caso violaron el mandato judicial de la SEC.

Según documentos públicos y declaraciones hechas en el tribunal, los hermanos Farnell tenían sus acciones en esta empresa de tecnología con sede en Florida a nombre de fideicomisos nominales. El producto de la venta de las acciones fue depositado en cuentas bancarias a nombre de estos fideicomisos nominales. Ninguno de los hermanos presentó declaraciones de impuestos en 2004 y 2005. James Farnell tampoco presentó una declaración de impuestos en 2006. Como parte de la sentencia, Michael Farnell y James Farnell acordaron que no informaron sobre los ingresos adicionales que les pagó esta tecnología de Florida en 2001 a 2003.

Michael Farnell fue condenado a pagar una restitución de 448.128 dólares y James Farnell fue condenado a pagar una restitución de 434.115 dólares, ambos al IRS.

Fuente: Departamento de Justicia de los EE.UU.

###

Mujer de Alabama sentenciada a doce años de prisión por el plan fiscal de robo de identidad

Antoinette Djonret fue condenada el 8 de febrero a 144 meses de prisión por su participación en dos planes de fraude fiscal distintos, según anunciaron el Departamento de Justicia y el IRS. También se le ordenó pagar 1.291.658 dólares en concepto de restitución. En octubre de 2012, Djonret se había declarado culpable de los cargos en los dos casos. En el primer caso, Djonret se declaró culpable de los cargos de conspiración y robo de identidad con agravantes. Se declaró culpable de presentar declaraciones de impuestos falsas en la segunda causa.

Según los documentos judiciales del primer caso, entre octubre de 2009 y abril de 2012, Djonret y sus cómplices utilizaron identidades robadas para presentar más de 1.000 declaraciones de impuestos falsas que reclamaban fraudulentamente más de 1,7 millones de dólares en reembolsos de impuestos. Djonret y sus cómplices presentaron la mayoría de estas declaraciones de impuestos desde su residencia en Montgomery, Alabama.

Según los registros del tribunal, Djonret orquestó este plan. Ella obtuvo identidades robadas de múltiples fuentes, incluyendo las bases de datos del estado de Alabama. También estableció una elaborada red para blanquear el dinero de los reembolsos reclutando a varias personas para que compraran tarjetas de débito prepagas para utilizarlas en el plan. Las personas que Djonret reclutó para blanquear el producto de los reembolsos reclutaron a otras personas para que compraran las tarjetas de débito. Djonret y sus cómplices utilizaron las tarjetas de débito en las que se colocaron las devoluciones de impuestos fraudulentas. Tres de los coconspiradores que ella reclutó también se han declarado culpables y están actualmente a la espera de ser sentenciados.

Los documentos presentados como parte de la sentencia establecieron que Djonret también estaba involucrado en un plan de fraude fiscal separado. Antes de iniciar su plan de robo de identidad, Djonret trabajaba en una empresa de preparación de declaraciones de impuestos llamada Premier Tax, donde preparaba declaraciones de impuestos falsas para los clientes de la empresa.

Fuente: Departamento de Justicia de los EE.UU.

###

Pareja de Alaska condenada por delitos fiscales

Anchorage, Alaska, la Fiscal de los Estados Unidos Karen L. Loeffler anunció el 4 de febrero que James Leroy Jensen, de cincuenta y nueve años, y Robin L. Jensen, de sesenta, residentes en Córdoba, Alaska, fueron condenados por violar deliberadamente las leyes federales de impuestos sobre la renta.

James Jensen se había declarado culpable anteriormente de evadir impuestos asociados con sus declaraciones de impuestos de 1994 a 1997 y fue condenado por el juez del tribunal de distrito de los Estados Unidos, Timothy M. Burgess, a tres años de prisión, una multa de 25.000 dólares y 600 horas de servicio comunitario. Robin Jensen previamente se declaró culpable de presentar una falsa declaración de impuestos del 2000 y fue sentenciado por el juez Burgess a dos años de prisión, una multa de 10.000 dólares, y 200 horas de servicio comunitario.

Los Jensen también fueron condenados a pagar 311.605,65 dólares en concepto de restitución al Tesoro de los EE.UU. y a presentar declaraciones de impuestos para 2006-2009 como condición para su liberación supervisada. El IRS ya ha recaudado y recuperado 294.537,28 dólares en impuestos atrasados que estaban siendo retenidos en su nombre por el Fondo Fiduciario Calificado de Exxon.

De acuerdo con sus acuerdos, James Jensen es un pescador comercial y Robin Jensen dirigía un negocio de alquiler de cabañas en Córdoba. Después de que el IRS auditara sus declaraciones de impuestos de 1994-1997, los Jensen debían más de 100.000 dólares en impuestos adicionales y comenzaron a desafiar la jurisdicción del IRS y la autoridad del gobierno federal para gravarlos.

En 2001, el IRS registró un Aviso de Gravamen de Impuestos Federales de $201.029 contra los Jensen por los años fiscales de 1994 a 1997. Los Jensen apelaron el proceso de recaudación del IRS y fueron a la corte de impuestos en 2003.

En una audiencia, el presidente del tribunal dijo que los argumentos de James Jensen sobre su responsabilidad fiscal eran «un galimatías frívolo». El juez negó la apelación y multó a James Jensen con 10.000 dólares adicionales.

En lugar de cumplir con las leyes fiscales, los Jensen crearon varias entidades incluyendo un fideicomiso en Nevada y dos «soles corporativos» en Utah, uno de los cuales nombró a James Jensen como «supervisor». Estas entidades nominadas se utilizaron para tomar el título de los activos que pertenecían a los Jensen’s, y así, abrir cuentas bancarias para que los Jensen’s ocultaran sus ingresos, incluyendo más de 1 millón de dólares acreditados a los ingresos de pesca de James Jensen’s entre 2004 y 2007. James Jensen utilizó el dinero de estas cuentas para comprar al menos 100.000 dólares en monedas de oro y pagar un condominio de tiempo compartido en Kahana Beach, Hawaii.

Además, de acuerdo con el acuerdo, James Jensen trató de frustrar los esfuerzos de recaudación del IRS enviando un documento falso llamado «Bill of Exchange» al Secretario del Tesoro de los Estados Unidos. Este documento pretendía ser un pago de 339.888,81 dólares que eliminaría su deuda fiscal de 1994 a 1997. James Jensen también intentó usar estos mismos documentos falsos para que el IRS retirara los embargos preventivos de sus fondos en el Fondo de Liquidación Calificada de Exxon. Ambos intentos fallaron.

Los Jensen también presentaron declaraciones de impuestos falsas entre 1998 y 2003, alegando que no tenían ingresos imponibles porque sus ganancias no eran imponibles según la desacreditada teoría de la «reclamación de derecho». Por último, los Jensen’s no presentaron declaraciones de impuestos entre 2004 y 2007, basándose en que las únicas entidades corporativas que crearon en Utah, la «Fundación Rhema» y los «Ministerios del Río Eyak», estaban exentas de presentar declaraciones de impuestos o de pagar impuestos por motivos religiosos.

El memorándum de sentencia del gobierno sobre Robin Jensen argumenta que ella se confabuló con su marido para ocultar activos a los esfuerzos de recaudación del IRS y que, en lugar de cumplir con sus obligaciones fiscales, los Jensen «inundaron» el IRS con literatura frívola durante catorce años y utilizaron una compleja serie de esquemas para evitar el pago de sus impuestos.

Durante la audiencia de sentencia, el juez Burgess describió los planes de evasión de impuestos de los Jensen como «sofisticados, bien pensados e implacables».

Fuente: Fiscalía del Distrito de Alaska

###

El contador de Fort Collins supuestamente robó más de 300.000 dólares de las empresas locales

Una mujer de Fort Collins, Colorado, se enfrenta a numerosos cargos por delitos graves después de ser acusada por un gran jurado del Condado de Weld por el supuesto robo de más de 300.000 dólares mientras trabajaba para las empresas de Windsor, Colorado.

Jennifer Choury, de 41 años de edad, está acusada de orquestar una serie de planes financieros, entre los que se incluye la realización de retiros de efectivo no autorizados en cuentas de la empresa y el embolsamiento de dinero de la venta de una limusina de la empresa.

Según la acusación, Choury trabajó en diferentes momentos como controlador financiero de la Water Valley Land Co. y como director de finanzas y gerente de la oficina de Trollco Inc. Ambas empresas de desarrollo inmobiliario tienen su sede en Windsor y son propiedad de Martin Lind, cuyas empresas también incluyen a Vima Partners LLC y Pelican Lakes LLC. Según se informa, las funciones de Choury también se extendieron a estas otras compañías.

Se afirma que Choury ha realizado al menos sesenta y tres retiros no autorizados de cuentas bancarias de Water Valley Land Co. y Trollco Inc. entre febrero de 2008 y abril de 2012.

La acusación presentada la semana pasada alega que Choury enviaría solicitudes por correo electrónico al banco con copia a su empleador, Lind. Luego, supuestamente, usaría su acceso a la cuenta de correo electrónico de Lind para crear autorizaciones falsas a su nombre y luego eliminaría cualquier evidencia de los correos electrónicos de la cuenta del empleador. Se alega que lo hizo utilizando una cuenta diferente cincuenta y una veces entre julio de 2009 y mayo de 2012 y otras tres veces más utilizando otras cuentas entre 2010 y 2012.

En total, la acusación alega el robo de al menos 257.567 dólares y hasta 308.950 dólares entre las diversas cuentas de la empresa.

Fuente: Denver Post