Saltar al contenido

Carnivaland ofrece viajes a los mejores carnavales del mundo

Si tienes pensado viajar a alguno de los destinos del mundo que más celebran el carnaval, en Carnivaland encontrarás toda la información que buscas. Incluye una guía útil y muy práctica sobre todos los festejos celebrados alrededor del planeta, con calendarios de eventos y espectáculos en cada lugar y consejos. Facilita la posibilidad de organizar cualquier viaje a cualquier carnaval del mundo cómodamente, a través de su página web, y a precios muy competitivos.

Carnivaland ofrece viajes a los mejores carnavales del mundo, porque además de los de Río de Janeiro, en Brasil, universalmente famosos, existen otros carnavales tan importantes y vistosos como los que más, pero acaso no tan conocidos.

Carnivaland ofrece viajes a los mejores carnavales del mundoCarnivaland ofrece viajes a los mejores carnavales del mundo
Carnivaland ofrece viajes a los mejores carnavales del mundo
Carnivaland ofrece viajes a los mejores carnavales del mundo

Hablamos de Viareggio, en la Toscana italiana, que tiene las carrozas más impresionantes, de más de veinte metros de altura. O del carnaval de Barranquilla, en Colombia, el “otro” carnaval de Sudamérica, que ofrece todo un festival de fusión de culturas. O de los carnavales de Venecia y suBaile de Máscaras de Santa Chiara”, que tiene como protagonistas a “Los Zapatos de Cristal” y que a pasado a conocerse como “un carnaval de Cuento de Hadas”, que alcanza este año su tercera edición.

Cómo organizar un viaje a carnavales

Carnivaland es una guía que ofrece información muy curiosa, como el dato de que el carnaval de Montevideo, Uruguay, está considerado el más antiguo del mundo. También proporciona información útil y práctica, e incluso se puede organizar un viaje a través de su web, con reserva de hoteles y los billetes de avión, consejos, programas de fiestas y actos relevantes, espectáculos y todo lo que el viajero quiere y debe saber antes de emprender su andadura hacia un universo único de fantasía.

Ofrece también información sobre cosas interesantes para hacer y lugares turísticos que visitar en cualquier ciudad en carnavales: como el Lemon Festival francés (Fête du Citron); recomendaciones para vivir un Mardi Gras en Nueva Orleans, Estados Unidos, que el viajero recordará toda su vida. O cómo sacar el mejor partido del carnaval belga de Alost, de ambiente medieval y pleno de humor satírico.

“Todo el año es carnaval”

Decía Mariano José de Larra que “el mundo todo es máscaras. Todo el año es carnaval”. Sin llegar a estos extremos, lo cierto es que se acercan las fechas de carnavales a lo largo y ancho del planeta. Los más famosos del mundo son los de Rio de Janeiro, en Brasil. Pero poco tienen que envidiarlos en vistosidad, colorido, ritmos y danzas los que se celebran en España: los de Tenerife y Las Palmas, en Canarias. O los de Cádiz, en Andalucía. Incluso Las Fiestas de la Primavera, en la Región de Murcia, por poner sólo tres de los muchos ejemplos que podemos encontrar en nuestro país. Estas últimas fiestas, las murcianas, al contrario de lo habitual, se celebran después de Semana Santa, y no antes.

El carnaval se equipara con un cierto “desmadre” en las calles. En él, los participantes festejan simplemente por las ganas de festejar, sin otro motivo concreto. Aunque según la historia son varias las razones que dieron origen a la tradición de esta festividad.

Origen de los carnavales

Hay teorías que dicen que antiguamente la gente se disfrazaba porque les daba vergüenza ser reconocidos por sus vecinos, amigos o allegados, y que el anonimato que les proporcionaba el disfraz favorecía la desinhibición y el descontrol. Otras teorías sostienen que, al ser en la mayoría de los lugares la etapa previa a la Semana Santa, ayudaban a sobrellevar a los cristianos esos días posteriores de duelo y solemnidad religiosa, una vez “desfogados” y cansados de tanta juerga.

Pero, probablemente, su origen sea pagano, pues coinciden con los festejos en honor a Baco, dios del vino, o las saturnales. Las fiestas son milenarias y se hicieron costumbre en toda Europa. Esta festividad fue “exportada” a América por los descubridores y exploradores españoles y portugueses en el siglo XV. 

Sea cual fuere el origen, hoy en día no hace falta un motivo para poder disfrutar de este evento mundial allá donde queramos.