Saltar al contenido

Ventajas de programar mensajes en las redes sociales de la empresa

Cuando hablamos de tener presencia en las redes sociales uno de los principales motivos que ponen muchas empresas para no lanzarse es la falta de tiempo. Pero si nos organizamos bien podemos mantener este canal de comunicación sin ocuparnos más tiempo del necesario. En este aspecto me parece clave para las pequeñas empresas y autónomos la posibilidad de programar mensajes en las redes sociales. Vamos a ver algunas de las ventajas que nos ofrece esta fórmula

En primer lugar, ahora que empieza el verano, para el autómomo o si tenemos a una sólo persona dedicada a esta tarea en la empresa podrá disfrutar de vacaciones. Programamos los mensajes y mantenemos presencia en las redes aunque no estamos en la oficina. Sólo tenemos que estar atentos a las menciones y lanzar algún mensaje más actual o personal desde nuestro lugar de vacaciones como complemento.

Además, si programamos podemos trabajar mejor los titulares, buscar fotos más impactantes, etc. En definitiva, cuidar un poco más el mensaje que enviamos al cliente para tratar de ganar la visibilidad necesaria y que no pase desapercibido. También adaptar cada mensaje a su red social, sin necesidad de publicar lo mismo en Twitter, que en Facebook o Google +.

También conseguimos evitar la saturación en determinados momentos. Si entramos en las redes sociales en determinadas momentos del día y no estamos constantemente conectados, la tendencia es lanzar un mensaje tras otro, contestar a una mención o difundir algo que nos ha gustado… y luego el silencio durante otro buen rato. Si programamos podemos espaciar estos mensajes a lo largo de la jornada para que no lleguen todos a la vez.

El objetivo final es ganar visibilidad y hacer que el número de interacciones con nuestros mensajes crezcan y con ello el número de visitas a nuestra página web o aumente el ratio de conversión de nuestra campaña online. Racionalizamos un poco nuestra presencia y no perdemos frescura, en definitiva, organizamos mejor el trabajo que tenemos que hacer.