Saltar al contenido

Auge de la tecnología financiera

¿Qué es Fintech?

Cada vez hay más empresas que cuentan con servicios innovadores gracias a las nuevas tecnologías. En el sector financiero destacan las fintech. El término fintech surge de la unión de los conceptos finance y technology y se vincula con las empresas emergentes, conocidas como startups. Estas empresas apuestan por las tecnologías vanguardistas para crear servicios digitales y financieros a disposición de los usuarios.

El concepto fintech alude tanto a las nuevas aplicaciones empleadas en empresas de sector financiero, así como a sus productos y servicios para satisfacer al cliente, el cual puede acceder a ellos a través de Internet. Además, se ha popularizado el concepto de fintechs, en plural, ya que es un concepto abierto por no referirse únicamente a un significado.

Auge de la tecnología financieraAuge de la tecnología financiera
Auge de la tecnología financiera
Auge de la tecnología financiera

El fintech ha supuesto un gran avance para el cliente ya que, aunque son servicios totalmente innovadores, los usuarios se benefician de sus facilidades y resultados. El objetivo de las fintech es servir tanto a particulares como a profesionales o empresas, evitando intermediarios y facilitando el trámite directo.

Las empresas o usuarios particulares que contratan este tipo de servicios crecen notoriamente y facilitan los trámites de una forma más rápida y sencilla, en comparación con las que no lo hacen. Son infinitas las ventajas en comparación con los servicios financieros tradicionales y desfasados. Si bien es cierto que cada vez son más las empresas que están incorporando las fintechs, muchas siguen manteniendo sus metodologías sin innovar demasiado en este aspecto.

El mundo financiero y empresarial ha tendido a avanzar para conseguir sus objetivos de la forma más barata, rápida y transparente.

Las fintechs cuentan con tecnologías que permiten el acceso a herramientas de operación y formas de pago, así como a dinero electrónico. Además, cuentan con un gran conocimiento del cliente gracias a las bases de datos o Big Data.

Ventajas

Junto al ahorro económico que suponen las gestiones automatizadas, rápidas y eficientes en el caso de las finanzas, está el ahorro de tiempo. Además, es incuestionable la flexibilidad que permiten las Fintech gracias a que construyen flujos de trabajo más rápidos y directos, mientras que puedes guardar datos y operar cuando y donde quieras.

Las Fintech destacan por su internacionalidad, cuando anteriormente las gestiones financieras entre distintos países se aletargaban, ya que en la actualidad las operaciones se pueden realizar en un momento concreto y efectuarse simultáneamente, sin esperas.

Ya no tenemos que ir al banco para realizar gestiones financieras, ya que desde un ordenador o cualquier dispositivo móvil con acceso a Internet podemos realizar transferencias y pagos.

También, a través de Internet, algunas empresas se financian a través del crowfunding, una forma de financiación colaborativa a través de campañas de recaudación mediante plataformas o redes sociales. Esta es otra de las nuevas alternativas que está teniendo gran éxito en la red respecto a las tradicionales.

Por todo lo anterior, aunque el sector fintech es un ámbito relativamente nuevo, tanto el Parlamento Europeo como la legislación española están regulando este área para evitar posibles fraudes y actuaciones inseguras.

Regulación

Las empresas fintech se han adaptado a las nuevas necesidades surgidas de la globalización y el sistema actual de relaciones financieras, consiguiendo resultados exitosos y facilitando todo el proceso, acortando plazos y evitando intermediarios. La base del éxito de estas empresas tecnológicas financieras es el conocimiento del cliente y de sus necesidades, aplicando las herramientas necesarias para satisfacerlas.

Por todo lo anterior, podemos afirmar que el ámbito financiero está atravesando un verdadero cambio debido a la aparición, desarrollo y auge de las nuevas tecnologías aplicadas a este sector, y con una incuestionable eficacia y eficiencia tanto para empresas como para particulares.