Saltar al contenido

Spanair paraliza sus programas de publicidad después del accidente de Barajas

Desde hace algún tiempo trabajo con Zanox, una agencia de publicidad on-line, para insertar anuncios en mis páginas, y una de las empresas anunciantes desde hace bastante tiempo era Spanair.

Me he quedado bastante sorprendido cuando tan solo unas horas después del fatídico accidente del vuelo JK5022 en Barajas, la agencia me ha enviado un correo indicando que la empresa ha decidido cancelar por un tiempo su programa de publicidad.

Realmente ha sido una rápida decisión que seguro ha venido de la cúpula directiva de la compañía con base en Palma de Mallorca, aunque propiedad de la aerolínea escandinava S.A.S. Es lógico que la principal prioridad de la empresa se centre en reparar los daños, tanto psíquicos como materiales, producidos por el accidente; pero también es obvio que la compañía tiene que seguir prestando servicio a sus clientes, y lo más importante, debe seguir con un buen plan de marketing, para poder continuar con su actividad, más aún sabiendo la delicada situación que estaba pasando la empresa.

De todos es sabido que la actual propietaria de la aerolínea, SAS, intentó hace unos meses deshacerse de la empresa ya que no le resulta rentable; incluso hubo rumores de una posible fusión con Iberia, pero el tema no cuajó y no hubo nadie interesado en comprar la mayoría de acciones de la sociedad.

Después de esto, la empresa publicó un nuevo plan estratégico que incluía un expediente de regulación de empleo para unos 1.100 trabajadores, la eliminación de algunas rutas y la jubilación anticipada de algunos aviones más antigüos, entre los que seguro que estaba el avión siniestrado hoy en Madrid, con una antiguedad de entre 15 y 20 años.

De esta forma se cumple el refrán de que a perro flaco todo son pulgas, y esta gran tragedia, además de cobrarse la vida de más de un centenar de personas que iniciaban hoy o acababan sus vacaciones, puede ser la piedra que acabe de lapidar a esta empresa, que en tan delicada situación se encontraba hasta el día de hoy.

Sin más, mi más afligido pésame a todos los familiares y amigos de las víctimas y mucha suerte para esta compañía, de la que he sido usuario en varias ocasiones y que ha aportado competencia y competitividad al mercado aéreo español.