Saltar al contenido

Sobretasas de Medicare: Estar prevenido es estar preparado

Por Ken Berry

Las nuevas sobretasas de Medicare están llegando, las nuevas sobretasas de Medicare están llegando…

Sobretasas de Medicare: Estar prevenido es estar preparado
Sobretasas de Medicare: Estar prevenido es estar preparado

Independientemente de que el Congreso resuelva o no la crisis del “precipicio fiscal” que se avecina o de que se permita a la nación caer en el abismo, dos nuevas sobretasas de Medicare entrarán en vigor el 1 de enero de 2013. Por fin, el IRS ha emitido una propuesta de regulación completa sobre las sobretasas – que abarca 159 páginas – aclarando algunos de los puntos más finos. Las reglas también incluyen una severa “advertencia” a los evasores de impuestos en el preámbulo (NPRM REG-130507-11).

Lección de historia: Ninguna de las dos sobretasas de Medicare está relacionada con los expirantes “recortes de impuestos de Bush” para las ganancias de capital y los dividendos y los aumentos programados de las tasas de impuestos sobre la renta de las personas. Los complementos se incluyeron en la Ley de Cuidado de Salud Asequible de 2010 (comúnmente conocida como “Obamacare”). Ahora que el presidente ha sido reelegido y la Corte Suprema de los Estados Unidos ha confirmado la constitucionalidad del Obamacare, es poco probable que las sobreimpresiones formen parte de un tira y afloja político a fin de año. El Comité Conjunto de Impuestos ha estimado que las dos sobretasas juntas recaudarán 317.700 millones de dólares en los próximos diez años.

Puede esperar que algunos de sus clientes más ricos sean golpeados por una o ambas sobretasas en 2013. Así es como funcionan en resumen:

1. La sobretasa del 3,8 por ciento de Medicare se aplica al menor de los “ingresos netos de inversión” (NII) o la cantidad por la que el ingreso bruto ajustado modificado (MAGI) excede los 200.000 dólares para los declarantes solteros y los 250.000 dólares para los declarantes conjuntos. En el caso de las sucesiones y los fideicomisos, la sobretasa se aplica al monto en dólares con el que la entidad comienza a pagar la tasa impositiva más alta.

El NII incluye intereses, dividendos, ganancias de capital, rentas, regalías, rentas vitalicias no calificadas, ingresos de actividades pasivas e ingresos por el comercio de instrumentos financieros o productos básicos. Sin embargo, algunos elementos están específicamente excluidos de la definición de NII, como los salarios o los ingresos por cuenta propia, las prestaciones de la Seguridad Social, los intereses exentos de impuestos, los ingresos de explotación de una empresa no pasiva y las distribuciones de la mayoría de los planes de jubilación.

2. El 0,9% de recargo de Medicare se aplica a los “ingresos por trabajo” que superen los 200.000 dólares para los solteros y los 250.000 dólares para los solteros conjuntos. Para esta disposición, “ingresos del trabajo” se define de la misma manera que se define para otros propósitos de impuestos federales. Esto incluye salarios o ingresos por trabajo autónomo, comisiones, bonos y propinas, pero no ingresos por inversiones.

El IRS proporciona el siguiente ejemplo: Supongamos que un único declarante gana 180.000 dólares en salarios y realiza otros 90.000 dólares del NII. El MAGI del contribuyente es de 270.000 dólares. En este caso, el contribuyente tendría que pagar un 3,8 por ciento de sobretasa sobre la cifra menor de $70.000, o $2.660, pero no tendría que pagar el 0,9 por ciento de sobretasa sobre cualquier salario.

Según las nuevas regulaciones propuestas, las ganancias que no se reconocen en otras secciones del código tributario no cuentan para el recargo del 3,8 por ciento de Medicare, incluyendo las ganancias diferidas en una venta a plazos, las ganancias por intercambios de igual tipo o conversiones involuntarias y las ganancias por la venta de una residencia principal hasta la cantidad de exclusión legal. La sobretasa del 3,8% se aplica a los fideicomisos ordinarios, pero no a los fideicomisos de otorgantes (aunque el otorgante puede estar sujeto a impuestos sobre los ingresos del fideicomiso). Del mismo modo, los fideicomisos restantes de beneficencia no están sujetos al impuesto, pero los ingresos pueden gravarse como NII al beneficiario de los ingresos.

No obstante, las nuevas reglamentaciones no explican varias cuestiones clave que han dejado perplejos a los profesionales de la fiscalidad. Por ejemplo, no está claro cómo se tratarán las rentas a efectos de la sobretasa del 3,8% de Medicare. Las reglas para la aplicación de la sobretasa del 0,9 por ciento son más sencillas.

Precaución: Si está buscando lagunas en las nuevas regulaciones propuestas, el IRS podría usar alguna otra autoridad para frustrar sus esfuerzos. En el preámbulo de las reglas propuestas, advierte que revisaría de cerca las transacciones que intenten manipular el NII para evitar la nueva sobretasa del 3,8 por ciento. Cuando lo considere justificado, el IRS impugnará dichas transacciones basándose en los estatutos y las doctrinas judiciales aplicables.

Artículos relacionados:

  • Actualización: La Ley de Salud bajo el Microscopio
  • El video de YouTube presenta Medicare Surtax