Saltar al contenido

Seis grupos empresariales protestan por la propuesta de contabilidad de acumulación

En una carta enviada al Comité de Finanzas del Senado la semana pasada, una coalición de seis organizaciones empresariales, entre ellas el Instituto Americano de Contadores Públicos (AICPA), subrayó su oposición a una propuesta que obligaría a muchos de los miembros de los grupos a utilizar el método de contabilidad basado en los valores devengados en lugar del método de contabilidad en efectivo para fines fiscales.

Con arreglo al método de contabilidad de caja, la empresa registra las transacciones sólo cuando el efectivo cambia de manos, mientras que el método de acumulación exige que la empresa registre las transacciones cuando se producen, incluso si no hay efectivo que cambie de manos.

Seis grupos empresariales protestan por la propuesta de contabilidad de acumulación
Seis grupos empresariales protestan por la propuesta de contabilidad de acumulación

La propuesta fue hecha en noviembre pasado por el Presidente del Comité de Finanzas del Senado, Max Baucus (D-MT), quien no busca la reelección y probablemente se convertirá en el próximo embajador de EE.UU. en China. Como parte de su búsqueda de una reforma fiscal integral, Baucus publicó una serie de borradores que cubrían una reestructuración del sistema fiscal internacional, la administración fiscal y las técnicas de prevención del fraude, y las deducciones por recuperación de costes.

Según la propuesta de contabilidad tributaria de Baucus, las empresas con ingresos brutos anuales medios durante un período fiscal de tres años de 10 millones de dólares o menos podían optar por adoptar el método de contabilidad de caja o el de acumulación, “independientemente de que el inventario sea un factor material de producción de ingresos en la empresa”, según el senador.

Sin embargo, las empresas -incluidos los agricultores y las sociedades comerciales personales- que no cumplan el umbral de ingresos brutos a tres años tendrían que adoptar el método de acumulación.

La AICPA ya había enviado una carta a Baucus y al miembro de rango del Comité de Finanzas del Senado, Orrin Hatch (R-UT), en la que expresaban su oposición a las limitaciones propuestas para el uso del método del dinero en efectivo. En una carta enviada a ambos senadores el 17 de enero, la AICPA y otros cinco grupos – el Consejo Americano de Compañías de Ingeniería, la Asociación Dental Americana, el Instituto Americano de Arquitectos, la Federación Americana de Oficinas Agrícolas y la Asociación de Corporaciones S – escribieron que un cambio del método de base de efectivo “resultaría en que aquellos que poseen y operan estos negocios paguen impuestos antes de que se reciba el efectivo”.

“Se les exigiría que reconocieran los ingresos antes de que se les pagara realmente”, decía la carta. “Dado que los gastos de esas organizaciones seguirían siendo esencialmente los mismos, este requisito daría lugar a un mayor ingreso neto imponible a efectos de los impuestos federales”.

Además, las seis organizaciones escribieron que el cambio del método de caja al método de acumulación dará lugar a importantes problemas de liquidez para las empresas afectadas.

“Por ejemplo, entre las empresas de servicios profesionales, el costo principal es la mano de obra, y las empresas deben pagar regularmente a sus empleados aunque sus clientes no les paguen durante varios meses”, decía la carta. “El uso de la contabilidad de caja ayuda a mitigar este desafío al permitir a los propietarios de la empresa hacer pagos de impuestos después de recibir el pago por sus servicios”.

Según la propuesta de Baucus, la prueba de ingresos brutos aumentaría de 5 a 10 millones de dólares para que todas las empresas sigan utilizando el método de base de efectivo, para lo cual los grupos escribieron “es un cambio bienvenido”.

“Se debería permitir que las granjas y empresas que operan en el sector de los servicios personales -que incluyen empresas de contabilidad, bufetes de abogados, consultorios médicos y dentales, empresas de arquitectura, empresas de ingeniería y otras- sigan utilizando el método de base de efectivo para el pago de los impuestos federales”, decía la carta. “Nos oponemos firmemente a que se exija a estas entidades de servicios personales que utilicen el método de acumulación y a que se reduzca el umbral actual de 25 millones de dólares para las granjas”.

Si bien las seis organizaciones empresariales alabaron la labor de los dos senadores en materia de reforma fiscal y simplificación del código tributario, concluyeron su carta diciendo que la conversión del método de caja al método de contabilidad basado en los valores devengados “no sería más sencilla y podría en realidad crear una carga importante para estas empresas y explotaciones agrícolas del sector de los servicios profesionales”.

Artículos relacionados:

La AICPA expresa su preocupación por las limitaciones de los métodos de pago en efectivo en la propuesta de Baucus.
Baucus propone una serie de reformas fiscales radicales