Saltar al contenido

¿Qué es una página de aterrizaje en el marketing online?

Cuando realizamos una campaña de marketing online lo normal es que el objetivo sea que al enlazar el usuario en nuestro anuncio, en nuestro baner, etc. llegue a una página web, la página de aterrizaje, como traducción del término en inglés Landing Page. Se trata de una página especialmente diseñada para conseguir la conversión, o dicho de otro modo, que el cliente compre nuestros productos. Aquí debería encontrar toda la información necesaria sobre nuestros productos y poder realizar la compra.

De esta manera no tiene sentido promocionar un producto de nuestra empresa y cuando el usuario enlaza en nuestro anuncio llegue a la página de inicio de la empresa. En este caso el usuario tendrá que buscar la información y lo más probable es que muchos de ellos abandonen la página. Por eso es necesario diseñar una página de aterrizaje específica para cada campaña de marketing online que pongamos en marcha, por lo menos si queremos tener un buen porcentajes de conversiones.

En este tipo de páginas tenemos que tener muy claro el objetivo a conseguir. Si lo que buscamos es que se registren en un servicio tendremos que poner un formulario, si lo que buscamos es que compren un producto debemos tener bien visible la opción de compra. Lo normal en las páginas de aterrizaje es que menos sea más, es decir, reducir el número de elementos visibles para que el usuario tenga sólo lo indispensable que busca.

Por eso es muy importante diseñar la página de aterrizaje con elementos muy visuales, como una buena imagen de nuestro producto, un buen título en tamaño grande y bien legible o botones que llamen a la acción, sin dar muchas más opciones. Por lo general no son páginas navegables, es decir, no enlazaremos a nuestra página web, ni daremos otra salida al usuario para que se marche sin lograr el objetivo.

Debemos ponérselo fácil a los usuarios. Información clara, con pocos elementos de manera que no tenga demasiadas opciones. De esta forma conseguimos el objetivo final de la conversión que nos habíamos planteado. Cuestiones como ubicación de los elementos, colores elegidos, imágenes, títulos, etc. todo influye en la decisión final del usuario.