Saltar al contenido

Qué es un Plazo Fijo

Las cuentas a plazo fijo son cuentas en las que los fondos se congelan durante un tiempo determinado, por lo menos a 30 días, y no se pueden retirar en ese período.


Los fondos en estas cuentas ganan intereses a una tasa determinada que puede ser anual, trimestral, mensual, etc. Esta periodicidad se fija con el banco así mismo se fija la tasa con que se generarán los intereses.


Al terminar el plazo se le devuelve al cliente el dinero con sus intereses si solicitó que se le entregaran al final. Existe el caso en que el cliente puede solicitar que los intereses devengados sean pagados mensualmente.


Al final este tipo de ahorro es muy parecido al bono, la diferencia que el bono tiene un poco de riesgo ya que van cambiando de precio conforme hay compras y ventas en el mercado de bonos.