Saltar al contenido

¿Qué es, exactamente, “trabajar por internet”?

Todo depende del cristal con que se mira

Últimamente, navegando por la web para ver “que hay de nuevo”, me he encontrado que hay infinidad de gente que busca las palabras “trabajar por internet” con todas sus variaciones; y en una muy buena parte de los resultados arrojados por el buscador, me encuentro con entradas de comentarios como “Oigan, ¿alguien sabe de alguna empresa o alguna página que me de trabajo por internet?”

Y las respuestas son de lo más variopinto.

Invertir en forex, planes de afiliados, programas ppc, etc., etc.

Las que me sorprendieron fueron dos en particular:

Había una que decía que inscribiéndose en tal página te pagaban por contestar encuestas, o por reenviar correos (¡spammers!), y cosas por el estilo.

Esto me trajo sentimientos encontrados.

Por un lado, eso me confirma que a diferencia de años pasados, se ha diversificado exponencialmente la manera de generar dinero; ya que para aquellos que somos “pre-internet” la única manera de hacernos de capital -mucho o poco- era mediante ser empleados por un tercero o por cuenta propia, todo “off-line”.

Ahora, no tiene nada de raro que alguien decida llevar su actividad económica al ciber espacio y obtener un ingreso extra.

Eso por un lado. Por otro lado me sorprende aún más que teniendo todo por delante y tomar las riendas de su propio destino, existan muchos quienes siguen solicitando ser empleados por un tercero ¡aún dentro de internet! Y no es que tenga algo de malo, pero ¿por qué seguir enriqueciendo a tu empleador a base a tu propio esfuerzo cuando puedes encausar ese mismo esfuerzo en tu PROPIO BENEFICIO?

La gente le teme a lo desconocido, y me queda claro que pudiesen ser escasos -o nulos- sus conocimientos acerca de la red, pero, pienso un par de cosas al respecto.

1.       Nadie nacemos sabiendo.

2.       Si no sé, pregunto.

Te escribo a ti, [email protected] emprendedor.

Se lo atemorizante que puede ser de principio todo lo que hay que planear, investigar, redactar, hacer, experimentar… Todos al principio, fuimos novatos. Todos, al principio, tuvimos que preguntarle a alguien, pero todos los que nos dedicamos a trabajar desde internet tenemos varias cosas en común.

Controlamos y vencimos nuestro natural temor a EMPRENDER en algo NUEVO desde cero.

Decidimos tomar al “toro por los cuernos” y controlar las riendas de nuestras propias decisiones y vidas.

Hicimos varias cosas y logramos triunfar… después de haber fracasado algunas veces…

Pero sobre todo TOMAMOS ACCIÓN Y CONTROL DE NUESTRAS DECISIONES.

Por estas razones y algunas otras, es que blogs como este existen.

Tuve la suerte de encontrarme con personas que me ayudaron a ver la red desde otro punto de vista, más allá de el correo @, las salas de chat, los mensajeros instantáneos, etc…

Me enseñaron a montar y operar un negocio propio TRABAJANDO POR INTERNET,  compartiendo su conocimiento conmigo.

Por esa misma razón, y porque sé perfectamente la situación económica por la cual atraviesan todos los países hermanos de América Latina, es la razón de ser de sitios como este.

Estoy harto de ver como en manos del 5% de la población, se controla el 85% de la riqueza a nivel mundial.

Yo también, al igual que tú y la inmensa mayoría, “disfrutaba” de tener un sueldo cada 30 días y daba gracias por tener un empleo. Y repito, esto no tiene nada de malo. Pero si ellos pueden generar riqueza; yo, tu, TODOS PODEMOS… siempre que así lo decidamos.

Teniendo que tomar en cuenta aficiones, gustos, conocimiento, entorno que nos rodea, etc, te invito [email protected] lector a que de una vez por todas tomes acción y averigües de una vez si hacer un emprendimiento -entiéndase crear y operar un negocio PROPIO- a través de internet es lo tuyo o no.

Busca, investiga, pregunta… pero hazlo. Ya sea a mí ó a quien tú quieras de los que nos dedicamos a hacer negocios por este medio. Cualquiera de nosotros te asesorará de la mejor manera, de eso no me cabe duda.

En mi caso particular, te invito a que participes en nuestro foro. Te garantizo que intentaré ayudar, sin pedir nada a cambio, en todo lo que pueda.

Así como hubo quienes me ayudaron, con gusto haré lo mismo.

* Ya no más crisis económicas en toda América Latina.
* Ya no más desempleo.
* Ya no más carestía.

Tu, yo, TODOS SOMOS SUSCEPTIBLES AL ÉXITO.

La pregunta es: ¿Estas sentado esperando que las cosas te caiga del cielo o estas luchando por conseguirlas?

Hasta el próximo artículo.