Saltar al contenido

¿Qué-coño-pasa.com España.es?

Una vez más, en este país con olor a ajo, vamos rezagados en lo que respecta a tecnología, y resulta vergonzoso que por culpa de nuestra autoridad nacional de registro de dominios (Nic.es) no sea posible a día de hoy registrar dominios del tipo España.es.

Como todos habréis escuchado alguna vez, la red Internet fue inventada por el ejercito y las autoridades estadounidenses para el envío de información secreta en la época de la guerra fría. Con el paso de los años, comenzaron a colaborar algunas universidades y viendo la infinidad de aplicaciones que ofrecía el acceso a la red global, el servicio de Internet fue estandarizándose y dando acceso a todos los rincones del planeta.
Inicialmente las direcciones de Internet estaban formadas por una secuencia del tipo AAA.BBB.CCC.DDD, donde cada uno de esos grupos era una cifra entre 0 y 255. Para facilitar el acceso a los servicios, y gracias al servicio de nombres de dominios (DNS), pudieron emplearse palabras del tipo edufinanzas.com para hacer más fáciles los accesos a la información. En un principio los nombres de los dominios y direcciones de Internet únicamente podían contener caracteres estándar, es decir, los números del 0 al 9, y las letras de la a a la z. De esta forma, no era posible utilizar nombres que contuvieran letras con acentos ni tampoco caracteres especiales del tipo ñ, ç o el símbolo . Del mismo modo tampoco era posible utilizar caracteres de otros idiomas, como el arábigo, el chino o el japonés.
Con el paso de los años, esta restricción se convirtió en un problema, ya que muchos países estaban limitados en el nombre de los dominios que podían utilizar en sus páginas, y para evitar el problema se crearon los nombres de dominios internacionalizados (IDN). Mediante un algoritmo y una conversión que no vamos a explicar aquí, ya es posible utilizar dominios del tipo barça.com, españa.com y €.com.
El único problema respecto al uso de los dominios internacionalizados (IDN), es que su utilización depende de la autoridad de registro de cada tipo de dominios, es decir, que es posible que existan para un tipo de dominios (.com, .net, .org, .cl) y que no existan para otros (.es).

Actualmente la gran mayoría de autoridades de dominios permiten el uso de carácteres IDN en sus dominios, pero siguen existiendo algunas autoridades, de países dejados de la manos de Dios, que todavía no se han adaptado y han puesto en marcha este tipo de dominios. Uno de los países más importantes, que todavía no tiene esta tecnología implementada es España.

Así pues, la tierra de Cervantes, mas conocida por España (con ñ), todavía no puede registrar un dominio con el nombre de su país, y el dominio España.es sigue siendo una utopía. Me pregunto qué coño (con ñ) están esperando los irresponsables de Nic.es para poder implementar esta tecnología y que podamos tener dominios del tipo coño.es, señor.es y españacañi.es.

No quiero ser mal pensando, pero quizas en el Estatuto de Cataluña, aprobado el año pasado, había una claúsula secreta para hacer que España pase a llamarse Espanya. Además, dado el nacionalismo catalán que derrocha el presidente del F.C. Barcelona, Joan Laporta, seguro que prefiere utilizar barça.cat en lugar de barça.es.