Saltar al contenido

Prevenir los trastornos alimentarios en tus hijos

Los trastornos alimentarios son muy difíciles de tratar, en muchos casos ni siquiera se consigue y siempre quedan secuelas, por eso lo mejor es prevenirlos y la mejor forma de cosneguirlo es en el seno de la familia.


Nosotros, los padres tenemos mucho a nuestro favor para conseguirlo, pasamos mucho tiempo con nuestros hijos, somos su ejemplo y somos los encargados de aportarles la educación nutricional.


Estos son algunos consejos prácticos con los que conseguiréis prevenir en la medida de lo posible este tipo de trastornos en los más jóvenes de la casa, o al menos, no tener actitudes con las que fomentarlos, muchas veces los padres lo conseguimos sin darnos cuenta:



  • Ante todo, comunicación: comunícate con tu hijo, no hablo de ser su amigo, eso ya es personal, y depende de tu forma de educar, pero al menos procura estar siempre ahí cuando él quiera hablar e intenta darle informaicón antes de que tenga que buscarla en otro sitio

  • No critiques su peso o su físico en general

  • Intenta que tu hijo siempre tenga alimentos saludables a mano

  • Evita los comentarios sobre el cuerpo de otros positivos o negativos

  • Cocina con tus hijos: es una buena forma de enseñarles a disfrutar la comida

  • Enséñales que son más que lo que se ve

  • Ayúdales a hacer un plan para mantenerse en forma, un estilo de vida sano es lo mejor para evitar esos trastornos

  • Demuéstrale que le quieres y le entiendes