Saltar al contenido

Préstamos rápidos online: fácil tramitación y aprobación inmediata

Los avances tecnológicos han incidido en todos los ámbitos y el financiero no es la excepción. En la actualidad las personas pueden solicitar y recibir en corto tiempo préstamos vía online, sin papeleos, ni una larga lista de requisitos, incluso, así aparezcan en la principal lista de morosos, Asnef

El hecho de que la mitad de la población mundial permanezca durante varias horas al día conectada a internet ha cambiado la forma de concebir los modelos de negocios y no sólo la transformó, la revolucionó.

Préstamos rápidos online: fácil tramitación y aprobación inmediata
Préstamos rápidos online: fácil tramitación y aprobación inmediata

Uno de los sectores que ha sabido aprovechar en gran medida los beneficios de la web ha sido el crediticio, creando maneras para que las personas puedan acceder a financiaciones de manera rápida, sin trámites, ni complicaciones.

Fue así como surgieron los créditos rápidos online, un mercado que ha ido creciendo vertiginosamente con el pasar del tiempo, toda vez que son la alternativa ideal para costear los gastos imprevistos como facturas médicas, averías del coche, reparaciones en el hogar o porque simplemente con el ingreso ordinario no se alcanzó a llegar a fin de mes.

Estos gastos no podrían cubrirse con créditos bancarios convencionales, ya que éstos durante los últimos años han estado muy estrictos en cuanto a su aprobación, además son de muy difícil acceso.

Ventajas de los préstamos rápidos online

La principal ventaja de los préstamos rápidos es su fácil tramitación, contrariamente a lo que ocurre si se trata de la solicitud de un crédito en una entidad bancaria lo que implica largos trámites burocráticos y visitas interminables a las agencias.

Solicitar un crédito rápido se puede hacer en cualquier momento y lugar, tan sólo se necesita una conexión a internet y un dispositivo móvil activo o un ordenador.

Otra ventaja que se debe destacar es que son tan asequibles que incluso existen prestamos con Asnef (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito al Consumo), es decir, pueden acceder a estos productos financieros aquellas personas que por una u otra razón aparecen en esta lista de morosos, la principal en España y la que más es revisada por entidades financieras convencionales al momento de conceder un crédito.

Los bancos son rigurosos en cuanto a esto, por cuanto consideran es una manera de “cuidarse las espaldas” ante personas que pueden recurrir a impagos. Sin embargo, hay muchísimos casos de personas que figuran en Asnef, u alguna otra lista de morosos, por omisión involuntaria al olvidar una baja cuota de algún pago o simplemente no pagaron a tiempo la factura de algún servicio. También se dan casos de quienes aparecen en estas listas por equivocación.

En tal sentido, las empresas que conceden préstamos rápidos son flexibles en cuanto a la exigencia de no figurar en este tipo de listas, para así apoyar a quienes requieren un préstamo urgente y de ninguna otra forma pueden obtener algún tipo de financiación, ya que es imposible que se le conceda un crédito bancario si se forma parte del registro de morosos.

Los requisitos son mínimos

En la mayoría de las entidades financieras de créditos rápidos los requisitos necesarios son mínimos. Los solicitantes deben tener entre 18 y 65 años, ser residente español, poseer documento de identidad (DNI), ser titular de una cuenta bancaria para el depósito del dinero, tener una fuente regular de ingresos que sea acorde con el importe solicitado, por ejemplo, nómina, pensión, pago por desempleo, entre otras.

De igual forma, se requiere tener un número de teléfono activo o un correo electrónico para establecer contacto. 

Para solicitar el crédito en sí, el usuario debe elegir las condiciones. Por lo general en lo sitios web aparecen dos barras laterales, una debe usarse para señalar la cantidad de dinero que se va a solicitar como préstamo y la otra para determinar el plazo de devolución. Al hacer el cálculo correspondiente, se indicará la cantidad total a pagar en el tiempo estipulado.

Una vez aprobada la solicitud, el dinero será depositado en la cuenta bancaria en un corto plazo.