Saltar al contenido

¿Por qué el aumento de las fusiones de empresas no tradicionales?

Desde hace mucho tiempo hay tres vías de crecimiento en la profesión de la contabilidad: orgánica, añadir un servicio al cliente que antes no se ofrecía o fusionarse con otra empresa. Esa tendencia está cambiando ahora.

Con el advenimiento de tendencias tecnológicas que alteran la profesión, como la cadena de bloques, la IA y la automatización, que prometen renovar el proceso de contabilidad tal como lo hemos conocido, habrá cambios significativos en marcha, tanto si la profesión está lista como si no.

¿Por qué el aumento de las fusiones de empresas no tradicionales?¿Por qué el aumento de las fusiones de empresas no tradicionales?

Durante uno, dentro de cinco a siete años, es probable que el proceso de auditoría se automatice, enviando a la gente que normalmente realiza ese trabajo de tipo A, a buscar otra cosa que hacer.

En consecuencia, en los últimos años se ha observado que varias empresas han adoptado una cuarta opción para alcanzar sus respectivos objetivos de crecimiento: la fusión en empresas “no tradicionales”.

En lugar de los sindicatos convencionales, cada vez más prácticas se dirigen a entidades como las empresas de consultoría de recursos humanos, las empresas de seguridad informática/ciberas u otras empresas especializadas en la generación de crecimiento como la planificación financiera, la ingeniería, la comercialización y la nómina.

Por ejemplo, la empresa Top 100 Eide Bailly adquirió recientemente Spring2 Technologies, una consultora de TI con sede en Utah especializada en NetSuite, mientras que LBMC, con sede en Nashville (Tennessee), añadió a su creciente cartera W Squared, una empresa de subcontratación que ofrece servicios de finanzas, nóminas y adquisiciones. Y más recientemente, otra de las 100 mejores empresas, Cherry Bekaert, se dedicó a la práctica de la ciberseguridad en una empresa de Nueva Inglaterra y la incluyó en su programa de servicios de asesoramiento y garantía.

A principios de este año la firma superregional de Nueva Jersey Withum adquirió el proveedor de servicios digitales Portal Solutions, mientras que la firma del área de Chicago Sikich LLP -uno de los primeros practicantes de fusiones no tradicionales- compró Evolution Retirement Services, un proveedor de beneficios para empleados con sede en Milwaukee.

Encontrando el ajuste correcto

Naturalmente, cualquier fusión, ya sea tradicional o no tradicional, tiene que tener sentido tanto para el comprador como para el vendedor. Aunque a menudo es difícil descubrir lo que nos gusta llamar el proverbial “clavija redonda en el agujero redondo” en términos de un encaje ideal, las fusiones no tradicionales deben complementarse en términos de sinergias en lugar de ser contraproducentes.

Por ejemplo, una empresa de planificación financiera especializada en personas de alto patrimonio y en trabajo de fideicomiso probablemente no sería un buen socio para la fusión con una empresa que saca resmas de 300 dólares 1040.

Lo mismo ocurre con una empresa que tal vez no haya hecho la transición a una cultura sin papel pero que está cortejando a una práctica de TI especializada en servicios sofisticados como las auditorías SOC o las pruebas de estrés financiero. A la inversa, una empresa de ingeniería o construcción podría apelar a una práctica que tiene un próspero negocio de segregación de costos.

Estructurando el acuerdo de fusión no tradicional

Aquí es donde se complica un poco. La razón por la que las empresas de contabilidad tienden a ser valoradas de manera similar en comparación con las demás es porque tienden a ser estructuradas y operadas de manera similar. No es así para las empresas de consultoría.

Por ejemplo, algunas empresas consultoras tienen un personal muy importante, como 40-50 empleados por propietario, mientras que otras tienen un gran potencial de crecimiento. Algunas tendrán mayores márgenes de beneficio para el propietario; otras tendrán márgenes mucho más bajos. A menudo depende del tipo de empresa y de la empresa específica en cuestión.

Por supuesto, también importa cómo se estructura el trato. Si vas a comprar la empresa de consultoría directamente, debes llegar a un precio de venta. Eso implica que el actual propietario vendedor de la entidad no tradicional no será el operador a largo plazo de la empresa.

Si se está fusionando, ¿se está fusionando con el núcleo de la empresa de contabilidad? Si es así, entonces, al igual que en una fusión de una empresa de contabilidad, su acuerdo de propietario dictará el valor. Si la está estableciendo como una entidad separada, entonces tiene que redactar un acuerdo de propietario separado con los directores de la empresa consultora.

Por ejemplo, si una empresa consultora está generando 2 millones de dólares de ingresos anuales, el acuerdo de fusión puede estipular que los primeros 2 millones de dólares que ganen después de cerrar el trato reciban el mismo beneficio neto, pero todo lo que sobre eso se comparta entre ellos y la empresa de contabilidad.

Algunas profesiones de consultoría tienen reglas generales sobre el valor, como las empresas de contabilidad. Las empresas de gestión de patrimonio actualmente tienden a valorar en el rango de 2 a 3 veces los honorarios. Las empresas de nóminas están en el rango de 0,75 a 1,5 veces. Las compañías de software tienden a ordenar valores que pueden ser muy altos. Las agencias de seguros tienden a tener múltiplos de valoración estándar.

Resumen

Durante mis sesiones de CPE a lo largo del año recalco a los asistentes que esta no es la empresa de contabilidad de tu padre – no puedes llevar una práctica en 2017 como lo hiciste en 1980. Con el advenimiento de las nuevas tecnologías pendientes junto con las nuevas tendencias de crecimiento como las fusiones no tradicionales, aquellos que acepten esos cambios prosperarán. Los que no lo hagan es probable que creen oportunidades de clientes y bienes raíces en el futuro para los que sí lo hagan.