Saltar al contenido

¿Pondrá la declaración nº 77 de la GASB bajo escrutinio las reducciones de impuestos estatales?

Históricamente, para lograr ahorros en el impuesto sobre la renta del estado, una empresa tenía dos opciones: esperar a que se le acercara un funcionario del estado, o buscar ellos mismos una reducción de impuestos de manera proactiva. Por ejemplo, en 2014, Nevada ofreció a Tesla un paquete de incentivos de 1.300 millones de dólares para construir la nueva “gigafactoría” de la compañía allí. Como parte del paquete, Tesla estará exento de pagar impuestos sobre las ventas durante 20 años, y los impuestos sobre la propiedad y las empresas durante 10 años.  

Pero los días de sentarse a esperar una reducción de los impuestos estatales, incluso para las Teslas del mundo, pueden llegar pronto a su fin o al menos estar bajo más escrutinio que nunca.

¿Pondrá la declaración nº 77 de la GASB bajo escrutinio las reducciones de impuestos estatales?
¿Pondrá la declaración nº 77 de la GASB bajo escrutinio las reducciones de impuestos estatales?

Declaración de la GASB Nº 77 de un vistazo

Según la Declaración GASB No. 77 (aprobada en agosto de 2015), los gobiernos estatales y locales deben divulgar información clave sobre sus acuerdos de reducción de impuestos que no haya estado disponible antes de manera consistente o exhaustiva. Los requisitos de la Declaración son efectivos para los estados financieros de los períodos que comienzan después del 15 de diciembre de 2015.

Scrutiny Hits California

Este escrutinio ya ha afectado a algunos estados como California, que en agosto aprobó una auditoría para examinar la eficacia de los 5.000 millones de dólares en créditos fiscales para empresas e incentivos que otorga cada año. Según el Long Beach Post, la auditoría evaluará si los numerosos créditos fiscales aprobados por la legislatura estatal con el fin de crear puestos de trabajo han logrado los objetivos establecidos. Específicamente, la auditoría busca examinar al menos seis de los mayores créditos e incentivos fiscales corporativos reservados en los últimos tres años, como lo establece un informe del Departamento de Gastos Fiscales. 

Los estados se vuelven creativos con los incentivos fiscales

Si bien la Declaración No. 77 de la GASB puede aportar un mayor escrutinio a las reducciones de impuestos, los estados todavía tendrán que encontrar formas creativas de atraer a las empresas. Para ello, más y más estados están recurriendo a una reducción general del impuesto sobre la renta de las empresas estatales. A principios de 2015, estados como Arizona, Illinois, Nuevo México y Rhode Island redujeron sus tasas de impuesto sobre la renta de las empresas. En muchos casos, estos recortes forman parte de una legislación plurianual para reducir aún más las tasas.

Un puñado de otros estados, como Pensilvania, introdujo recientemente propuestas para reducir los impuestos de las empresas y aflojar los reglamentos de reparto. En otras palabras, los estados están creando enormes incentivos fiscales para atraer a las empresas a sus respectivas regiones. El resultado es un ahorro potencial de millones e incluso miles de millones de dólares en impuestos. Sin embargo, para descubrir los objetivos potenciales de ahorro de impuestos, las empresas – incluso las Teslas del mundo – necesitan tener las herramientas adecuadas para ayudarles a obtener una imagen completa.

Lo que pueden hacer las empresas

Para obtener ese cuadro completo, las empresas están recurriendo a un innovador software de análisis de impuestos estatales que les ayuda a predecir el impacto de las posibles decisiones de ahorro de impuestos. El objetivo de ese software es poder analizar diversos escenarios relacionados con los impuestos, a lo largo de varios años, para varios estados y con los códigos fiscales estatales y locales más actuales, de modo que la empresa pueda tomar decisiones con confianza y aprovechar el dinámico panorama fiscal estatal. 

Ya sea que los estados se enfrenten a la Declaración No. 77 de la GASB o a cualquier otro sistema futuro de “control y balance”, le corresponde a las compañías de todos los tamaños, incluso a aquellas con influencia política, poner las herramientas para descubrir los ahorros de impuestos estatales y locales hoy y en los días venideros.