Saltar al contenido

¿Podría funcionar el flujo de trabajo para su práctica?

¿Está buscando formas de hacer más eficiente su práctica contable? La implementación de flujos de trabajo en su práctica contable puede agilizar los procesos y aumentar los beneficios.

Si has estado en el mundo de los negocios, probablemente has oído hablar de los flujos de trabajo. Los flujos de trabajo pretenden aumentar la satisfacción del cliente, disminuir los errores y aumentar sus beneficios. Sin embargo, este estilo de gestión de proyectos, como todos los demás, debe ser implementado correctamente para obtener el máximo beneficio.

¿Podría funcionar el flujo de trabajo para su práctica?
¿Podría funcionar el flujo de trabajo para su práctica?

 

¿Qué son los flujos de trabajo?

Un flujo de trabajo es simplemente un acercamiento paso a paso a un proyecto. Si su negocio es como muchos, realiza muchas de las mismas tareas exactas que difieren sólo en formas menores. Crear un flujo de trabajo, o una descripción paso a paso de un proyecto, junto con los objetivos de tiempo para cada paso mantiene a los empleados productivos y los costos más bajos. Además, las empresas generalmente asignan un empleado a cada paso, asegurándose de que haya responsabilidad. El resultado final es que el trabajo se hace más rápidamente y de forma más correcta.

Las corrientes de trabajo son particularmente útiles en las prácticas contables. Es muy probable que muchos de sus trabajos sean muy similares y que se puedan descomponer en trozos más pequeños fácilmente. Por ejemplo, es probable que tengas que presentar un montón de papeles de impuestos y que te encuentres con los mismos formularios. Estos pasos de cada proceso se pueden desglosar en pasos más pequeños con una sola persona a la que se le da la responsabilidad de asegurar que su propio paso se ha realizado bien.

 

De los sueños a la realidad

Si bien los flujos de trabajo pueden parecer simples, su implementación puede ser difícil porque es una nueva forma de acercarse a los clientes y al trabajo. Sin embargo, hay algunas maneras de asegurar que sus flujos de trabajo funcionen para su empresa.

  • Sé realista. Incluso en los flujos de trabajo habrá momentos en los que los objetivos de tiempo no podrán ser cumplidos por sus empleados debido a la complejidad u otros factores fuera de su control.
  • Planificar las idiosincrasias de los clientes. Sus trabajos de contabilidad pueden seguir todos los mismos pasos, pero sus clientes son otra historia. Los empleados que tratan con clientes necesitarán una gracia adicional para cumplir con los objetivos del flujo de trabajo.
  • Seguimiento del tiempo del instituto. Hay muchas aplicaciones y otros programas que le mostrarán cuánto tiempo pasan sus empleados en diferentes tareas. Este seguimiento del tiempo le permitirá resolver las disputas de tiempo y asegurar que los trabajos se están completando de manera eficiente. Además, le permite ver de un vistazo si un flujo de trabajo tiene la cantidad correcta de tiempo asignado para cada paso.
  • No teman a la tecnología. Mucha gente, incluso en el mundo de la contabilidad, tiene miedo de implementar nuevas tecnologías. Esto es especialmente cierto en el lugar de trabajo. Sin embargo, hay muchos programas destinados a ayudar con los flujos de trabajo que asegurarán que su nuevo estilo de gestión de proyectos se introduzca sin problemas.

Con la temporada de impuestos acercándose demasiado rápido, ¿puede permitirse no tener este método de ahorro de tiempo y energía en su práctica contable? Los flujos de trabajo le permiten ser más eficiente y cometer menos errores, aumentando los beneficios y asegurando que su negocio mantenga su buen nombre.