Partido de Internet; otra democracia es posible

Hace apenas un mes que descubrí el Partido de Internet (www.partidodeinternet.es) y no dudé ni un segundo en hacerme afiliado, ya que encontré una nueva forma de hacer democracia mucho más justa con todos los ciudadanos.

Debo reconocer que desde la mayoría de edad he sido votante fiel del mismo partido, con el que muchas veces me he sentido identificado, pero con el paso de los años me he sentido también defraudado, engañado y estafado en también bastantes ocasiones, por lo que me hizo reflexionar sobre por qué es necesario que tengamos que dar nuestro voto y confianza, irrevocablemente y durante cuatro años, a unos políticos que van a hacer lo mínimo por tenernos contentos y lo máximo a favor de sus propios intereses. Prueba de ello es mi artículo de hace menos de 3 meses en el que me sentía identificado con la plataforma #nolesvotes, en la que se reivindica no votar a ninguno de los partidos mayoritarios para intentar conseguir un cambio político (Para las próximas elecciones lo tengo claro: #nolesvotes).

Creo que la plataforma #nolesvotes ha sido uno de los detonantes para las manifestaciones populares que se están produciendo en decenas de ciudades españolas en los últimos días. Personalmente no apoyo muchas de las pretensiones y llamamientos que se están realizando en estas concentraciones. Considero que están muy influenciadas por algunos grupos antisistema, anticapitalismo y antiglobalización. Lo que sí me enorgullece es ver reaccionar a mis compatriotas y verlos salir a la calle para protestar porque están hartos de un sistema obsoleto.

Uno de los principales cambios que necesitamos para cambiar la democracia y la representación de los ciudadanos en el estado es cambiar la ley electoral. La actual asignación de escaños por circunscripciones es totalmente injusta y beneficia solamente a los dos partidos mayoritarios, siendo casi imposible que los grupos más pequeños puedan conseguir representación parlamentaria. Además las listas electorales deberían ser abiertas y con posibilidad de eliminar cargos electos si no cumplen con las expectativas de sus votantes. El sistema actual de tener que elegir entre dos partidos mayoritarios, con listas cerradas, en el que le damos un cheque en blanco a los políticos para que hagan lo que quieran durante cuatro años nos ha llevado a una situación de estancamiento durante los últimos 20 años, en los que cada 8 años se produce un cambio del partido en el poder, en el que los 4 primeros años se dedican a deshacer las medidas del gobierno anterior, para legislar los 4 años siguientes algo que en cuanto haya un nuevo cambio de gobierno se va a deshacer…

Otro asunto importante es la potestad que tienen nuestros políticos actuales para, una vez que han sido elegidos por los ciudadanos, poder aprobar cualquier tipo de medidas sin tener en cuenta la opinión del pueblo y siendo totalmente contrarias a la voluntad incluso de sus propios votantes. Es una burrada ver como se aprobaron en el congreso medidas como la intervención en Irak o la Ley Sinde, con la que estaban en desacuerdo más del 90% de los ciudadanos, pero los políticos no escucharon y siguieron adelante desconocemos por qué motivos.

Hace siglos o incluso décadas las comunicaciones no tenían nada que ver con las actuales. Para aprobar ciertas decisiones relevantes, como la adhesión de un país a la OTAN, a la Unión Europea o incluso para la entrada de la moneda única (euro) era necesario celebrar una consulta popular a pie de urna, con la lentitud y sobretodo la parafernaria que ello conlleva. Ahora las cosas ya no son como antes. Ahora es posible votar a través de Internet de forma totalmente personalizada y segura, utilizando el DNI electrónico, por lo que es posible que los ciudadanos puedan intervenir en todas las decisiones políticas y no quede su opinión excluida de las decisiones gubernamentales.

Otro tema importante a tener en cuenta es el relativo al de las iniciativas de las leyes. Actualmente son los propios partidos políticos los que plantean sus propias propuestas o iniciativas mediante las cuales crean sus programas electorales, con los que tratan de ganarse el voto de los ciudadanos y que una vez en el poder intentan cumplirlo de una u otra manera para no defraudar a sus votantes. Los partidos políticos no escuchan a los ciudadanos y no saben cuales son sus propuestas. En los últimos años, con la popularización de las redes sociales, muchos políticos se han animado a utilizarlas con el fin principal de captar votantes, y parece que va siendo posible poder realizarles algunas propuestas para que las tengan en cuenta en sus políticas.

Esas iniciativas populares, que hasta ahora son casi imposibles de presentar, deberían ser algo totalmente accesible para todos los ciudadanos. Son los propios ciudadanos los que deben proponer sus iniciativas a los políticos y dar ideas sobre cómo deben legislar. Los ciudadanos deben proponer sus propias ideas, y ellos mismos deben de tener el poder de votarlas para hacerlas realidad.

Principalmente estos tres puntos anteriores son en los que se basa el Partido de Internet. Se trata de un partido sin ninguna tendencia política y cuya única ideología es la democracia, aprovechando las ventajas de la democracia directa. La principal misión del partido es la de dar voto a cada ciudadano de forma que sea la clase política la que esté al servicio de la sociedad.

  1. Reforma de la Ley Electoral para aumentar la participación ciudadana y hacerla más justa
  2. Plataforma de votación de todos los ciudadanos a través de DNI electrónico
  3. Plataforma para presentación de Iniciativas Legislativas Populares

La propuesta del Partido de Internet es cambiar estos asuntos desde dentro. Para evitar destruir la democracia reventando todo el sistema (como quieren algunos que están de acampada en varias plazas), el Partido de Internet se presenta como una alternativa política para una vez dentro cambiar el sistema y poner en marcha estas medidas que miles de personas están reclamando pero sin saber la forma de conseguirlo.

El Partido de Internet tiene toda la tecnología y desarrollo necesarios para realizar lo que está ofreciendo. Cualquier ciudadano puede utilizar el Ágora virtual (http://agoraonrails.com/) para hacer una simulación de cómo es posible participar en las decisiones políticas y dar su voto al respecto.

La gente que estamos en el Partido de Internet lo hacemos por principios, nada más. Nuestro sistema de listas abiertas ofrece la posibilidad de que cualquier ciudadano se presente a las elecciones a través de nuestras listas y que los propios ciudadanos sean los que confeccionen las listas. Por lo tanto ninguno de nosotros estamos gastando nuestro tiempo y esfuerzo ni para ser concejales ni para ser diputados.

Espero que la alternativa de nuestro partido te haya abierto los ojos y pienses en nosotros para las Elecciones Generales de 2012 que son las primeras elecciones a las que se va a presentar a nivel nacional el partido. Si te has sentido identificado con el partido estamos encantados de que te unas a nuestro proyecto y empecemos a trabajar juntos por hacer de esta una sociedad más justa. Desde nuestra página web y desde sólo 1 euro al año puedes ser un afiliado del partido. ¿Dónde va a parar ese dinero?. No te preocupes, el Partido de Internet también es el primer partido totalmente transparente en el tema económico y es el único partido de España (no sé si del mundo) que publica todo el detalle de sus cuentas para que cualquier ciudadano pueda consultarlas (http://www.partidodeinternet.es/wiki/Información_Contable).