Saltar al contenido

Parecer viejo no significa nada

Pues sí, eso demuestra un estudio danés que las arrugas (las patas de gallo de toda la vida), la caida del pelo o las canas no tienen relación con la cantidad de vida.


El estudio se publicó en The Journals of Gerontology en 1998, pero la investigación duró 16 años. Se siguieron las canas, la caida del cabello, las arrugas y el anillo que se suele formar alrededor de la córnea por la edad.


El estudio demostró que no existía relación entre los años vividos y esos efectos del envejecimiento, pero supongo que todos sabemos que no se puede decir lo mismo de la calidad de vida, esa sí que afecta a nuestro aspecto físico.