Saltar al contenido

Muchos donantes Consejeros de ayuda filantrópica

Una nueva encuesta realizada entre donantes de fundaciones privadas de alto valor neto indica que se trata de un grupo de clientes con opiniones encontradas sobre su necesidad de asesoramiento financiero. Pero también hay un claro margen de crecimiento.

Foundation Source, un proveedor de servicios para fundaciones privadas, encuestó a 1.200 clientes sobre cómo o si trabajan con asesores financieros.Las conclusiones de la encuesta se basaron en 167 encuestados, la mayorÃa de los cuales tienen fundaciones privadas con menos de 50 millones de dólares en activos, el tamaño de la mayorÃa de las casi 100.000 fundaciones privadas de los Estados Unidos.

Muchos donantes Consejeros de ayuda filantrópica
Muchos donantes Consejeros de ayuda filantrópica

â??Los asesores profesionales de patrimonio a menudo nos preguntan si hay algo más que puedan hacer para apoyar a sus clientes filantrópicosâ?, dijo Robert Chartener, CEO de Foundation Source, en una declaración preparada. â?” Esta encuesta hizo algunas preguntas convincentes que podrÃan informar sus servicios.â”

La encuesta reveló una mezcla de conclusiones clave que los asesores pueden encontrar desconcertantes.

  • La mayoría de los encuestados confían en el consejo filantrópico de sus pares (34,7%) o simplemente no piden consejo (28,1%). Si buscan asesoramiento profesional, el 16,2% opta por un consultor filantrópico, el 11,9% por un asesor financiero, el 5,4% por un contable y el 3,9% por un abogado.
  • Más de la mitad (53,9 por ciento) nunca ha buscado el consejo de un asesor financiero, mientras que el 41,3 por ciento lo ha hecho, y el 65,1 por ciento dijo que simplemente no lo necesita. Otro 18,1 por ciento dijo que el uso de un asesor financiero como recurso filantrópico no se les había ocurrido, el 8,4 por ciento dijo que no confiaría en la experiencia de un asesor, y otro 8,4 por ciento dijo que su asesor se siente más cómodo para proporcionar asesoramiento técnico. Pero el 4,8 por ciento tiene la intención de hablar con un asesor financiero.
  • Del 41,3% de los donantes que sí consultaron a un asesor, la mayoría (casi el 80%) dijo tener bastante confianza en el asesoramiento. En una escala de 1 a 5, siendo 5 la puntuación más alta, la mayoría de los encuestados calificaron su confianza con un 4 o 5. Además, alrededor del 65% de los donantes calificaron la comprensión de su asesor sobre su filantropía con un 4 ó 5.
  • De los encuestados que consultaron con un asesor, más de la mitad (53,1%) solicitaron asesoramiento sobre objetivos filantrópicos.
  • Casi el 91 por ciento de los encuestados dijeron estar satisfechos con la frecuencia con la que hablan de su filantropía con un asesor.
  • Sin embargo, los encuestados dijeron que su asesor debería estar mejor informado sobre temas de filantropía. Eso incluye sugerencias de inversiones de impacto (30,9 por ciento), educar a la próxima generación sobre la filantropía (28,8 por ciento), manejar una donación importante (25,2 por ciento), identificar organizaciones caritativas eficaces (16,6 por ciento) y ayudar a dar forma a los programas filantrópicos de los donantes (13 por ciento).

De cara al próximo año, los encuestados podrÃan inclinarse a buscar la ayuda de un asesor financiero para que la próxima generación se involucre en la filantropÃa (30,2 por ciento), las inversiones realizadas para lograr un impacto social y un rendimiento financiero â?” o la inversión de impacto (25 por ciento), los objetivos filantrópicos (24,6 por ciento), las grandes donaciones (21,6 por ciento) y la información sobre causas, organizaciones benéficas o proyectos (16,5 por ciento).

Los encuestados también ofrecieron las siguientes formas en que los asesores podrían aumentar su valor para este grupo:

  • Proporcionar capacitación en materia de gestión de inversiones (51%).
  • Sugerir conferencias filantrópicas y fuentes educativas (31,5%).
  • Recomendar libros y recursos sobre filantropía (20,7 por ciento).
  • Mentor de los miembros más jóvenes de la familia (42,3 por ciento).
  • Coordinar las reuniones de la junta directiva/familia (28,8 por ciento).
  • Organizar visitas a los sitios (10,8 por ciento).
  • Facilitar proyectos comunitarios o actividades filantrópicas (9 por ciento).