Saltar al contenido

Más muertes por cáncer en la gente con menos estudios

No sé si recordareis que hace algunos días os hablábamos de cómo un estudio estadounidense había concluido que aquellas mujeres que tenían una educación mínima eran mucho menos propensas a saltarse las revisiones rutinarias para los screeenings de diagnostico precoz de algunos tipos de cáncer, hoy os traigo un estudio en el mismo sentido, pero esta vez, relacionado con la mortalidad lo que puede estar íntimamente relacionado, ya sabemos que en el caso del cáncer el diagnóstico precoz es especialmente importante, y está íntimamente ligado con el pronóstico.


El estudio del que os hablo ha sido realizado por el Journal of the National Cancer Institute, y sus conclusiones fueron que aquellas personas que habían tenido alguna educación después de la escuela secundaría tenían menos riesgo de morir de cáncer (de pulmón, pecho, colorectal o próstata), especialmente si hablamos de las razas negra y blanca (en Estados Unidos los estudios se hacen mucho en base a las razas, debido a que están muy ligadas al estatus socio-económico, generalmente dividen en tres: blancos, negros e hispanos).


Fue realizado por Jessica Albano, de la American Cancer Society, que revisó los expedientes de 140.000 estadounidenses que habían muerto de cáncer en 2001, y que tenían entre 25 y 64 años. Tras observar estos expedientes se dio cuenta de que aquellos que habían tenido una educación de 12 años o menos tenían un riesgo más alto de morir a causa de la enfermedad que aquellos que habían recibido más educación, además de ver que había una asociación entre el nivel de estudio y la prevalencia de otros factores de riesgo, es decir: corroboró que las personas que habían estudiado menos seguían menos los screenings, fumaban más y por supuesto, no nos olvidemos de que hablamos de Estados Unidos, donde el sistema sanitario es de pago, las personas que han estudiado menos por regla general tienen menos recursos, eso quiere decir menos acceso a la sanidad.


Yo me quedo con la última de las razones, la de los recursos a la hora de acudir al centro de salud, pero también creo que una buena educación es la clave para responsabilizarse de uno mismo y entender las recomendaciones que no siempre están muy claras.