Saltar al contenido

Los niños españoles, los que más valoran los videojuegos

Nuestro país se encuentra en uno de los puestos más altos de la Unión Europea en cuanto a obesidad y concreto en obesidad infantil, por eso es conveniente prestar atención a este tipo de datos, como por ejemplo, la afición de nuestros pequeños por los videojuegos y la falta de contacto con los padres.


Una de las razones, quizá la más importante -después de la mala alimentación- de la obesidad infantil es el sedentarismo, los niños juegan -de forma activa- poco, los juegos como el futbol o las bicicletas que hacían que se movieran se han sustituído por videojuegos, y por tanto se ha reducido el ejercicio en los más pequeños.


Según la Encuesta Duracell de Jueguetes 2007, realizada en 900 niños europeos entre 5 y 10 años, los españoles son los que más valoran los videojuegos, un dato que estoy segura de que tiene que ver con nuestras tasas de obesidad infantil.


Pero no es este el único dato que la encuesta arroja sobre nuestra juventud y sobre la obesidad infantil, también nos da un tirón de orejas a los padres, y es que si los niños no juegan también es por culpa nuestra, sólo 2 de cada 10 niños juega con sus padres a diario, y la cifra sólo llega a 3 cuando hablamos de fines de semana.


Juega con tus hijos, y no me refiero a los videojuegos, sino a algún ejercicio activo, sal con ellos y la bicicleta, construye una cabaña o ve a dar una vuelta con el perro… será bueno para tí y para ellos.