Saltar al contenido

Los hijos de padres fumadores tienen más riesgo de tener alergías

La verdad es que no entiendo cómo hoy por hoy, alguien puede seguir fumando, ya no sólo porque afecta a su propia salud sino porque también afecta a las personas más queridas, las que tienen alrededor, empezando por los más pequeños, en los que puede producir desde cáncer hasta problemas en oidos o, según un reciente estudio sueco, alergías.


El estudio lo ha realizado un equipo del Karolinska Institute sobre más de 4000 familias. En él se preguntó a los padres si habían fumado a distintas edades del bebé: dos meses, doce meses, dos años y cuatro años, y se extrajo sangre a los 2500 niños de estas familias para saber si padecían problemas de alergía.


Me permito decir que la verdad es que los datos son escalofriantes:



  • el 8% de las madres fumaban mientras estaban embarazadas

  • el 12% sólo durante parte del embarazo

  • el 20% delante de su hijo recién nacido

  • e incluso el 4% estuvieron expuestos al humo de los dos padres

Lo que no dice nada bueno de los padres del estudio, pero bueno, sigamos, tras procesar los datos y analizarlos junto con las muestras de sangre de sus hijos se dieron cuenta de que existía una relación directa entre la alergia y la exposición en la infancia al humo del tabaco, concretamente los niños expuestos eran dos veces más propensos a tener alergias que los hijos de no fumadores.


Así que ya sabes, si piensas tener un hijo pronto, deja de fumar, o por lo menos, no le expongas al humo.