Saltar al contenido

Los contadores públicos siguen siendo optimistas sobre las perspectivas económicas de EE.UU.

Los ejecutivos de la CPA siguen siendo optimistas acerca de la economía estadounidense, según la última encuesta trimestral de perspectivas económicas del Instituto Americano de Contadores Públicos (AICPA).

La encuesta del primer trimestre mostró un alto nivel de post-recesión del 79% entre los encuestados que expresaron su optimismo, citando la fortaleza general de muchos indicadores económicos junto con los recortes del impuesto de sociedades y la desregulación. La mayoría de los encuestados (71%) también se mostraron optimistas sobre las perspectivas de sus propias organizaciones.

Los contadores públicos siguen siendo optimistas sobre las perspectivas económicas de EE.UU.

El Índice de Perspectivas de los Contadores Públicos (CPAOI) -una medida de la fuerza de la actividad empresarial y la dirección económica de los Estados Unidos que refleja las opiniones de los contadores públicos que son miembros de la AICPA en el ámbito de los negocios y la industria y que ocupan cargos ejecutivos en organizaciones públicas y privadas de todos los tamaños, y en un amplio espectro de industrias- alcanzó la cifra récord de 81, desde 79 en el cuarto trimestre de 2017.

Pero no todo son buenas noticias. Cerca de la mitad (49%) de los encuestados indicaron que la inflación es un riesgo mayor que la deflación para los próximos seis meses. Los encuestados citaron los costos de la mano de obra, los costos de las materias primas y las subidas de las tasas de interés como los principales factores de temor a la inflación. De hecho, la preocupación por la inflación es casi el doble de lo que era en el tercer trimestre (27 por ciento). Una declaración de la AICPA indica que las preocupaciones por la inflación no han superado el 38 por ciento desde 2013.

“Los ejecutivos de negocios están sacando mucha confianza de los indicadores económicos actuales y citan la reforma fiscal federal y la desregulación como dos factores para mejorar sus perspectivas para el próximo año”, dijo Arleen R. Thomas, CPA, CGMA, director gerente de Americas Market, Global Offerings & CGMA Exam, Management Accounting for the Association of International Certified Professional Accountants, en una declaración preparada. “Al mismo tiempo, estamos viendo un aumento en las preocupaciones a menudo asociadas con una economía caliente, desde los problemas de la reserva de talentos hasta los crecientes temores de inflación”.

De hecho, sólo alrededor de la mitad de los encuestados dijeron que sus empresas tienen el número adecuado de empleados. Por tercer trimestre consecutivo, los encuestados señalaron que la disponibilidad de trabajadores cualificados sigue siendo su principal reto empresarial. Curiosamente, el 74% de los encuestados dijeron que no habían transferido los ahorros fiscales como aumentos de sueldo o cambios de beneficios a los empleados.

aicpa surveyGráfico de la AICPA

En cuanto a la nueva ley fiscal, cuando se les preguntó sobre el impacto esperado de los cambios en los impuestos de las empresas, la mitad de los encuestados, excluyendo a los de nuestro sector sin fines de lucro, esperan ver un aumento en sus ganancias, según la AICPA.

Otros hallazgos importantes son los siguientes:

  • La mitad de los encuestados -excluyendo a los de las organizaciones sin fines de lucro- esperan un efecto positivo en los ingresos como resultado de la reciente reforma fiscal. Analicemos eso un poco: Las cifras van desde los encuestados que esperan un impacto del 1 al 3 por ciento hasta los que esperan un impacto de más del 20 por ciento en las ganancias. Pero el mayor segmento del 17 por ciento sólo espera un aumento del 5 al 10 por ciento. En conjunto, un número mucho mayor (36 por ciento) no espera ningún impacto.
  • Se espera que los ingresos aumenten un 5 por ciento durante los próximos 12 meses; las ganancias, un 4,4 por ciento.
  • Los aumentos previstos de los costos de la atención médica siguen siendo más altos que los de otros costos, aunque disminuyeron ligeramente al 5,6 por ciento.
  • Casi la mitad (41 por ciento) de los encuestados informaron tener muy pocos empleados, un 3 por ciento más que en el cuarto trimestre de 2017. Mientras que algo menos de un tercio (27 por ciento) dijo que planean contratar, los que dudan subieron ligeramente al 14 por ciento. Sin embargo, cabe señalar que los planes de empleo varían según el tamaño de las empresas.

La encuesta de 818 encuestados se realizó en febrero, con una perspectiva de 12 meses. La mayoría (65%) de los encuestados están afiliados a empresas privadas y el 43% trabaja para empresas con ingresos anuales de 10 a 100 millones de dólares.