Saltar al contenido

Los alimentos funcionales

Ya hemos hablado varias veces de determinados alimentos funcionales, pero para que quede claro, vamos a concretar un poco.


Los alimentos funcionales sonalimentos que se consumen como parte de la dieta normal y que tienen componentes biológicamente activos que ofrecen beneficios para la salud y reducen el riesgo de sufrir enfermedades.


Su boom fue en los años 80, cuando la administración japonesa se dio cuenta de que la alta esperanza de vida que tenían (es una de las más altas del planeta) suponía un altísimo gasto sanitario, y que para menguarlo tenían que proporcionar también una altacalidad de vida. ¿La mejor forma? Fomentando el consumo de alimentos que ayudaran a cuidar la salud.


Hay muchos ejemplos de alimentos funcionales:



  • las antocianidinas de las moras, cerezas y uvas rojas fortalecen las defensas antioxidantes de las células contribuyendo al mantenimiento de la función cerebral

  • el licopenode los tomates y sandía es antioxidante, y como ya dijimos aquí entre otras cosas previene el cáncer de próstata

  • las isoflavonas de la soja ayudan a evitar problemas con los huesos, ayudan al funcionamiento cerebral y al sistema inmunológico, y ayudan durante la menopausia

Así multitud de compuestos de los que ya iremos hablando poco a poco y que a la larga pueden ayudar a mejorar y mantener un buen estado de salud, incluso ayudarnos a envejecer mejor… ya sabemos que a los japoneses les funcionó.


Si quereis más información general sobre el significado de los alimentos funcionales, legislación, historia,… en la página web del Consejo Europeo de Informaicón sobre Alimentación teneís una página entera con información sobre este tema y al alcance de todos, abajo os dejo el link.