Saltar al contenido

Lo que todo el mundo necesita saber sobre el robo de identidad fiscal

Es la temporada de impuestos y millones de americanos están ocupados reuniendo documentos mientras se preparan para ver a sus preparadores de impuestos. Desafortunadamente, después de haber presentado sus impuestos, muchos también se enterarán de que son víctimas de robo de identidad de impuestos.

Como ya habrán leído, las estadísticas sobre el aumento de los robos de identidad y fraudes fiscales son asombrosas. Según el IRS, casi 3 millones de declaraciones fraudulentas fueron presentadas en la temporada de impuestos de 2015. La agencia también reveló que más de 700.000 contribuyentes pueden haber visto comprometida su información personal en una violación de datos descubierta el pasado mes de mayo de la aplicación web “Get Transcript” del IRS.

Lo que todo el mundo necesita saber sobre el robo de identidad fiscal
Lo que todo el mundo necesita saber sobre el robo de identidad fiscal

Ya estamos buscando a más de un millón de contribuyentes cuyas identidades han sido comprometidas, y aún no hemos terminado con la temporada de impuestos.

El robo de identidad se produce de muchas maneras diferentes, pero el Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha descubierto que los delitos de fraude en la devolución de la identidad robada suelen ser cometidos por grandes empresas delictivas que reclutan a personas en el camino. Roban información de hospitales, residencias de ancianos, listas de defunción públicas y más. Luego usan la información robada para presentar declaraciones de impuestos fraudulentas y eventualmente reciben reembolsos de impuestos. Cuando el verdadero contribuyente intenta presentar una declaración de impuestos, se entera del robo de identidad.

¿Qué se puede hacer?

Todo el mundo – consumidores y profesionales de los impuestos – deben, en primer lugar, educarse sobre el robo de identidad. El error más común es no proteger la información personal. Los expertos sugieren que los consumidores limiten la cantidad de datos que ingresan en línea. También aconsejan que los consumidores no compartan sus datos personales en línea a menos que confíen implícitamente en la persona o entidad que preparará sus impuestos.

Los contribuyentes también deberían aumentar la dificultad de sus contraseñas, ya que muchos todavía usan algo que es fácil de recordar (y de hackear), como cumpleaños, aniversarios de boda, y los números del 1 al 5, o peor – la palabra “contraseña”.

Debido a que las estafas telefónicas y de correo electrónico proliferan durante la temporada de impuestos, también es una buena idea prestar atención a las noticias y estar en guardia contra tales estafas. En la estafa telefónica, los contribuyentes reciben una llamada de alguien que dice trabajar para el IRS. El estafador puede exigir un pago monetario o buscar información personal. ¡Alerta de bandera roja!

Si alguna vez hay un problema o preocupación, el IRS normalmente inicia el contacto sólo a través del correo postal de EE.UU. El correo oficial indicará por qué la agencia se pone en contacto con los contribuyentes e incluirá una solicitud de acción. Si se recibe tal carta, los preparadores de impuestos pueden iniciar la comunicación con el IRS.

Afortunadamente, las compañías están haciendo un esfuerzo extra para sus clientes, promulgando medidas de seguridad más duras, como las normas de verificación de identidad para la preparación de impuestos en línea. Los proveedores de software también compartirán información con el IRS sobre el tiempo que le toma al contribuyente crear una declaración de impuestos. Esto debería ayudar a identificar las declaraciones de impuestos generadas por computadora que son fraudulentas.

Lista de control de prevención de fraude

A continuación se presenta una lista de control que puede compartir con sus clientes sobre cómo pueden protegerse mejor contra el fraude de identidad fiscal y las medidas que pueden tomar si su identidad se ha visto comprometida.

Consejos para protegerse contra el fraude:

  • Cambie sus contraseñas a menudo y hágalas únicas.
  • No dejes viejos documentos de impuestos u otros papeles con tu número de seguro social por ahí. Guarde estos documentos y otra información personal en un lugar seguro y bajo llave.
  • Dar información personal sólo a través de sitios web encriptados (buscar el prefijo “https” en la dirección).

Si la identidad de una persona ha sido robada, aquí hay algunos pasos para prevenir más daños:

  • Presente una denuncia policial y pida una copia de la denuncia o del número de la misma.
  • Contacte con una de las tres agencias de crédito (Equifax, 1-800-525-6285; Experian, 1-888-397-3742; TransUnion, 1-800-580-7289). Haga que se coloque una alerta de fraude en la cuenta o en el archivo de crédito y pida una copia gratuita de su informe de crédito.
  • Crear un informe de robo de identidad. Contacte con la Comisión Federal de Comercio y presente un informe de robo. Imprima y guarde una copia del informe porque puede ser necesario cuando se trata de cobradores de deudas.
  • Contacte con su banco o institución financiera y discuta si debe cerrar las cuentas existentes y abrir una nueva con un nuevo número de cuenta.
  • Contacte a su preparador de impuestos y a la Unidad Especializada de Protección de Identidad del IRS al 1-800-908-4490.

Debido a este aumento de las actividades fraudulentas, el IRS, las empresas de preparación de impuestos y los organismos estatales están trabajando conjuntamente para salvaguardar la identidad de cada contribuyente y proteger su información personal.

Nadie es inmune al robo de identidad, pero mientras estemos bien armados para la batalla, la guerra se puede ganar.

Artículo relacionado:

Es la temporada de las violaciones de datos y las estafas fiscales