Saltar al contenido

Las mejores alternativas de Fondos de Inversión en Europa

Garantizarse una buena jubilación, así como la posibilidad del disfrute de los ahorros en el futuro es un asunto prioritario en la sociedad europea contemporánea, y mucho más en épocas en las que la crisis económica estalla en ciertas localidades de la zona económica europea.


Desde que la crisis griega atravesó su momento de peor evolución se hizo más que evidente para muchos en la región la importancia de contar con un buen fondo de inversión en aras de garantizar los ahorros de toda una vida y evitar que la devaluación y la congelación de activos bancarios los desintegren en minutos.



La figura de los fondos de inversión existe precisamente para esto, no obstante algo que es imperativo destacar es que todo fondo asume riesgos sobre los activos de su inversión, es por ello que uno de los puntos vitales para tomar la mejor opción disponible es ver la naturaleza de las operaciones en los que la entidad financiera invierte el circulante recibido por los ahorristas.


En el caso de los fondos de inversión europeos la clave para la seguridad se basa directamente en la diversificación de los activos del fondo, un hecho harto conocido ha sido la debacle que los fondos de inversión basados en títulos sobre créditos hipotecarios que no pudieron ser cobrados en el 2009, hecho que causo una crisis económica mundial y por supuesto perdida en los ahorristas.


Como ya se ha mencionado antes la diversificación es clave, no obstante el destino de los fondos debe estar dirigido a opciones de bajo riesgo, evidentemente esto supone un menos margen de ganancia sobre intereses para el ahorrista en aras de la seguridad cosa que en estos tiempos es la mejor alternativa.


Otra característica que identifica las mejores alternativas en este rubro radica en las condiciones del contrato para el uso y disfrute de los beneficios a largo plazo del fondo de ahorro. En este sentido entre mayores alternativas de uso plazos cortos ofrezca es mucho mejor para el ahorrista.


Actualmente cada país cuenta con fondos de inversión propios que por lo general están escritos al fondo de Inversión europeo u otras entidades de mayor volumen en el ámbito del movimiento de circulante como los principales grupos bancarios de la región como por ejemplo el Braclays inglés.