Saltar al contenido

Las borracheras de juventud…

Aunque convendría plantearse qué viene primero, si las malas decisiones o las borracheras un estudio de la Universidad de Missouri-Columbia ha demostrado que existe un vínculo entre ambas. Concretamente afirma que los jóvenes que se emborrachan toman peores decisiones que los que no.


Os preguntareis lo mismo que yo, que cómo se puede demostrar eso, al parecer el estudio se llevó a cabo mediante un test IGT (TheIowa Gambling Task), una especie de juego de ordenador que hay que ganar escogiendo entre diferentes opciones que te pueden dar ventaja… o quitártela al que sometieron a 200 estudiantes (chicos y chicas).


Además se les realizó un cuestionario completo sobre su relación con la bebida: en un grupo se separó a los que tenían un bajo nivel de ingesta de alcohol (habían bebido una o menos veces durante los últimos 30 días), un segundo grupo que bebía moderadamente, un tercero que tenían un consumo excesivo y un cuarto, donde ya el consumo era alarmante.


Después de realizar el estudio a los diferentes sectores se encontraron con que las puntuaciones estaban estrechamente relacionadas, y que los que bebían más y que llevaban haciéndolo durante más tiempo habían sacado peores puntuaciones.