Saltar al contenido

La regla de contabilidad conjunta sobre los arrendamientos podría no producirse en 2014

El presidente de la Junta de Normas de Contabilidad Financiera (FASB) insinuó esta semana que una norma de contabilidad de arrendamiento convergente con la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) probablemente no se publicará este año.

Durante un discurso en la 95ª Conferencia y Exposición Anual del Instituto de Contadores Administrativos en Minneapolis el lunes por la mañana, Russell Golden dijo que no esperaba que el estándar de arrendamiento se terminara este año y añadió, “Probablemente no se hará hasta la segunda mitad de 2015”.

La regla de contabilidad conjunta sobre los arrendamientos podría no producirse en 2014
La regla de contabilidad conjunta sobre los arrendamientos podría no producirse en 2014

En 2005, la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC) publicó un informe sobre las actividades fuera de balance y recomendó que se introdujeran cambios en los actuales requisitos de contabilidad de los arrendamientos para garantizar una mayor transparencia en la presentación de informes financieros.

La FASB y la IASB han trabajado durante varios años para desarrollar una norma mundial que incorpore los arrendamientos en los balances de las empresas tanto en los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP) de los Estados Unidos como en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

En un proyecto de exposición repropuesto publicado por la FASB y la IASB en 2013, Proposed Accounting Standards Update – Leases (Topic 842) , se propuso un enfoque dual (tipos A y B) para el reconocimiento, la medición y la presentación de los gastos y los flujos de efectivo derivados de un arrendamiento.

En el caso de los arrendamientos del tipo A (la mayoría de los arrendamientos de bienes que no sean terrenos o edificios), el arrendatario mediría el activo con derecho de uso (ROU) al costo amortizado y normalmente amortizaría el activo ROU en línea recta, según un análisis del 20 de junio de la norma contable de arrendamiento propuesta por KPMG LLP. El arrendatario reconocería la amortización del activo por derecho de uso y los gastos por intereses del arrendamiento por separado en las ganancias o pérdidas.

En los arrendamientos del tipo B (la mayoría de los arrendamientos de terrenos y edificios), el arrendatario reconocería el total de los gastos de arrendamiento no contingentes generalmente en forma lineal durante el plazo del arrendamiento y lo presentaría como un gasto único en las ganancias o pérdidas. Para lograr este resultado contable, el arrendatario conectaría la medición del activo del rendimiento de la inversión.

Pero la FASB y la IASB volvieron a la mesa de dibujo después de que la propuesta de 2013 fuera ampliamente criticada por la comunidad empresarial. En una reunión celebrada en marzo, la FASB continuó respaldando el enfoque dual pero decidió reemplazar el enfoque de clasificación de arrendamiento propuesto en el proyecto de exposición para todos los tipos de activos subyacentes con una prueba de clasificación similar a la de la NIC 17, Arrendamientos , según KPMG. La IASB optó por un modelo único basado en el enfoque del tipo A.

Si bien las dos juntas han convenido en muchos aspectos de la norma de arrendamiento propuesta, como las modificaciones de los arrendamientos y las combinaciones de contratos, la separación de los componentes de arrendamiento y no arrendamiento, los costos directos iniciales y la presentación de los estados financieros, siguen estando separadas en otros dos aspectos: los pagos de arrendamiento variables y los subarrendamientos.

La FASB y la IASB convinieron en que sólo los pagos de arrendamiento variables que a) son en sustancia pagos fijos, o b) dependen de un índice o tasa se incluirían en la medición inicial de los activos y pasivos de arrendamiento, lo que es coherente con las propuestas del proyecto de exposición. Sin embargo, las juntas no están de acuerdo sobre las circunstancias que requerirían que un arrendatario reevaluara la medición de esos pagos, según KPMG.

En el caso de los subarriendos, las juntas acordaron la presentación de los activos y pasivos de los arrendamientos y los ingresos y gastos relacionados con un arrendamiento principal y un subarrendamiento. Pero las juntas no se ponen de acuerdo sobre cómo un subarrendador determinaría la clasificación de un subarrendamiento.

Durante un discurso en la Conferencia de IFRS en Singapur el 29 de mayo, el Presidente de la IASB, Hans Hoogervorst, señaló que menos del 10 por ciento de las empresas que cotizan en bolsa se verían afectadas por la norma de arrendamientos, según un análisis de efectos realizado por la IASB entre 12.000 empresas que cotizan en bolsa en Europa, Asia y América del Norte.

A pesar de sus diferencias, Hoogervorst era un poco más optimista en cuanto a que las dos tablas podrían elaborar un estándar final convergente para finales de año.

“Aunque hemos llegado a un acuerdo con la FASB en el sentido de que la mayoría de los arrendamientos deben figurar en el balance general, estamos menos de acuerdo en cómo se debe correr el pasivo de los arrendamientos en la cuenta de resultados”, dijo. “Hay que trabajar más. En los próximos dos meses, deberíamos ser capaces de finalizar nuestro trabajo”.

Artículos relacionados:

Llamado a la cuenta: Preparándose para los próximos cambios de la FASB en la contabilidad y la presentación de informes de arrendamiento

Se busca retroalimentación para la propuesta de contabilidad de arrendamiento de la FASB/IASB