Saltar al contenido

La guía de la empresa en marcha se incorporará a la GAAP

Por Anne Rosivach

La Junta de Normas de Contabilidad Financiera (FASB) votó en su reunión del 7 de noviembre para adoptar un modelo de información financiera para la evaluación por parte de la administración de las empresas en funcionamiento y las divulgaciones relacionadas. A principios de 2012, la Junta decidió abordar la orientación sobre empresas en funcionamiento por separado de “La base de liquidación de la contabilidad”, que se publicó en el proyecto de exposición (ED) en julio. La Junta espera publicar una ED de la propuesta de empresa en funcionamiento en el primer semestre de 2013.

La guía de la empresa en marcha se incorporará a la GAAP
La guía de la empresa en marcha se incorporará a la GAAP

Durante la transmisión grabada de la reunión, el personal de la FASB declaró que las empresas ya tienen en sus notas de pie de página las revelaciones de empresas en marcha cuando sus auditores deciden que hay una duda sustancial. Pero si bien los auditores tienen normas, la administración no las tiene, y hay una falta de coherencia en el momento y la naturaleza de la información en las notas de pie de página sobre las amenazas significativas a la capacidad de una entidad para continuar como empresa en funcionamiento.

El objetivo del nuevo modelo propuesto es ofrecer una orientación contable caracterizada por la normalización, la coherencia, la estructura y la disciplina. La orientación abarcaría la forma en que una entidad debería evaluar su capacidad para seguir siendo una empresa en funcionamiento, el momento, la naturaleza y el alcance de cualquier requisito de divulgación relacionado, y cuál debería ser la naturaleza de la divulgación.

Los miembros de la Junta aplaudieron al personal por su enfoque del proyecto – llevar lo que hay en la literatura de auditoría a los GAAP de EE.UU.

Las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) ya tienen una norma que dice que la dirección tiene la responsabilidad de evaluar la capacidad de una entidad para continuar como una empresa en funcionamiento. Los miembros de la junta directiva dijeron durante la reunión que no es posible predecir si el trabajo actual de la FASB conducirá a la convergencia.

El modelo propuesto, descrito en el acta de la reunión de la Junta Directiva del 7 de noviembre de 2012, recomienda que la administración comience a proporcionar información en sus estados financieros sobre las dificultades financieras de la entidad cuando los acontecimientos o condiciones existentes indiquen que es más probable que no que la entidad pueda ser incapaz de cumplir sus obligaciones en el curso ordinario de sus actividades , dentro de un período de tiempo razonable a partir de la fecha del balance. Los miembros de la Junta recomendaron que la administración proporcionara en las notas de pie de página información que no fuera redundante con respecto a las deliberaciones y análisis de la administración (EAD).

La dirección debería:

  1. Realizar una evaluación de la hipótesis de empresa en funcionamiento y proporcionar información cuando sea necesario para cada período de presentación de informes. Hoy en día la evaluación se hace anualmente. El modelo propuesto alentaría a la administración a considerar estas cuestiones a lo largo del año y proporcionaría a los inversores información oportuna. Varios miembros de la Junta expresaron su preocupación por la posibilidad de una profecía autocumplida, pero la Junta aprobó la divulgación oportuna.
  2. Evaluar la incapacidad de cumplir con sus obligaciones en el curso normal del negocio por un período razonable de tiempo, que sería de doce a veinticuatro meses.
  3. Afirmar en los estados financieros que existe una duda sustancial sobre la capacidad de una entidad para continuar como empresa en marcha cuando la probabilidad de que la entidad no pueda cumplir sus obligaciones dentro de un período de tiempo razonable alcance la probabilidad . Al evaluar la necesidad de esta afirmación, la administración consideraría el efecto de todos los planes de gestión . La Junta aprobó la definición de “duda sustancial” como “probable”.

El miembro de la junta Daryl Buck dijo que no creía que la gerencia pudiera hacer un juicio imparcial. La dirección tendería a ser optimista sobre la capacidad de su empresa para continuar en el negocio.

El modelo actual no aborda las revelaciones específicas. En las actas de la reunión del 7 de noviembre, la Junta anunció que en una propuesta futura tiene previsto debatir: 1) la aplicabilidad del modelo a las entidades no públicas, 2) la naturaleza de las divulgaciones y su interacción con la EAD para las sociedades anónimas, 3) la orientación sobre la forma en que deben distinguirse y considerarse los planes de la dirección, y 4) la fecha de entrada en vigor y la transición. El personal regresará a la Junta con un paquete para su discusión.

La literatura sobre auditoría, incluida la Declaración sobre las normas de auditoría (SAS) Nº 126, La consideración del auditor sobre la capacidad de una entidad para continuar como empresa en marcha (reformulado), que sustituye a la SAS Nº 59, aborda la responsabilidad del auditor. El auditor debe emitir un informe modificado (pero sin reservas) cuando llegue a la conclusión de que las amenazas han alcanzado el nivel de duda sustancial sobre la capacidad de la entidad para continuar como empresa en marcha.

Lectura adicional:

  • Going Concern Standard – SAS 126 – publicado por AICPA, Supera al SAS 59
  • Declaración sobre las normas de auditoría No. 126, La consideración del auditor sobre la capacidad de una entidad para continuar como empresa en marcha (Reescrito)
  • La preocupación es el trabajo de la gerencia: FASB
  • Actualización del proyecto

Artículo relacionado:

  • La FASB opta por no añadir revelaciones cualitativas sobre el negocio en marcha, mientras la Junta prepara el ED sobre la revelación de la liquidez, Int Rt Risk