Saltar al contenido

La FASB está lista para avanzar con el estándar de contabilidad de cobertura

Las nuevas normas que se espera que mejoren y simplifiquen la contabilidad de cobertura están un paso más cerca de ser publicadas, ya que la Junta de Normas de Contabilidad Financiera (FASB) votó el 7 de junio para proceder a la finalización de la norma de cobertura.

Se espera que la actualización final de las normas de contabilidad (ASU) se publique en agosto.

La FASB está lista para avanzar con el estándar de contabilidad de cobertura
La FASB está lista para avanzar con el estándar de contabilidad de cobertura

“Durante el último año, la FASB ha recibido una respuesta abrumadoramente positiva sobre los cambios propuestos para el modelo de contabilidad de cobertura tanto de las empresas como de los inversores”, dijo el presidente de la FASB, Russell Golden, en una declaración preparada. “La norma resultante alineará mejor las normas de contabilidad con las actividades de gestión de riesgos de una empresa, reflejará mejor los resultados económicos de la cobertura en los estados financieros y simplificará el tratamiento de la contabilidad de cobertura”.

Los interesados han indicado a la FASB que el efecto de la contabilidad de cobertura en los resultados notificados de una entidad puede ser difícil de entender e interpretar. Querían que los resultados comunicados ayudaran mejor a los usuarios de los estados financieros a comprender las exposiciones al riesgo y la forma en que las tácticas de cobertura gestionan esas exposiciones.

Con arreglo a la nueva norma, se perfeccionaría y ampliaría la contabilidad de las coberturas tanto para los riesgos financieros (como los riesgos relacionados con los tipos de interés) como para los relacionados con los productos básicos.Los resultados económicos de las actividades de cobertura se presentarían de manera más transparente, tanto en el anverso de los estados financieros como en las notas a pie de página, para los inversores y los analistas, según la FASB.

“En general, estas enmiendas propuestas supondrían una mejora porque los estados financieros de una entidad reflejarían con mayor precisión y exhaustividad la intención y el resultado de sus estrategias de cobertura”, afirma la propuesta de ASU.

Un borrador de exposición de la nueva norma publicado en septiembre pasado generó 60 cartas de comentarios. La FASB mantuvo numerosas discusiones con grupos de interesados, inversores y otros usuarios de estados financieros.

La junta también celebró dos mesas redondas públicas y reuniones con el Consejo de la Empresa Privada para discutir cuestiones de documentación de cobertura de la empresa privada.

La nueva norma entrará en vigor para los años fiscales, y períodos intermedios dentro de esos años fiscales, comenzando después del 15 de diciembre de 2018, para las empresas públicas. Para las empresas privadas, la norma entrará en vigor para los años fiscales que comiencen después del 15 de diciembre de 2019, y períodos intermedios para los años fiscales que comiencen después del 15 de diciembre de 2020.

Se permitirá la adopción anticipada en cualquier período provisional o ejercicio económico anterior a la fecha de entrada en vigor de la norma.

Artículo relacionado:

FASB Eyes Mejoras a las reglas de contabilidad de coberturas