Saltar al contenido

La diabetes y sus tipos

Como en este blog uno de los temas principales es la diabetes y he visto que mucha gente entra desde google por búsquedas relacionadas con ella y sus tipos he decidido poner un pequeño resumen de lo que es y los tipos que podemos encontrar basándome en los datos de la página de la OMS.


Lo he intentado hacer lo más sencillo y breve posible porque esa es la idea de este blog, que cualquiera pueda entenderlo, sin tener idea de metabolismo o biología, así que probablemente a los entendidos les parecerá muy (pero que muy) simple, para ellos y los que estén especialmente interesados podeís entrar en esta sección de la página web de la OMS, donde encontrareís publicaciones, artículos y reportajes sobre la enfermedad.


La OMS define la diabetes mellitus como una enfermedad crónica que es debida a que el páncreas no produce insulina suficiente o a que el organismo no la puede utilizar eficazmente.


Debido a éste problema con la insulina, la diabetes produce hiperglucemia (aumento del nivel de azúcar en la sangre). Los procesos de hiperglucemia son frecuentes en la diabetes no controlada, y, con el tiempo, produce importantes lesiones en muchos sistemas orgánicos, y en particular en los nervios y los vasos sanguíneos.


Basándonos en diferentes factores, tales como la edad del individuo al producirse la enfermedad o la dependencia o no de insulina, podemos catalogar la diabetes en dos tipos principales:


La diabetes de tipo 1(DMI, antes conocida como diabetes insulinodependiente o de inicio en la infancia) se caracteriza por una ausencia de la producción de insulina. Sin la administración diaria de insulina exógena, este tipo de diabetes lleva a la muerte.


Sus síntomas, que pueden aparecer bruscamente, consisten en una producción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante, pérdida de peso, alteraciones visuales y fatiga.


La diabetes de tipo 2(DMII, antes conocida como diabetes no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta) se debe a que el organismo no utiliza eficazmente la insulina.


El 90% de los diabéticos del mundo padecen diabetes de tipo 2, que se debe en gran parte a la inactividad física y al peso corporal excesivo.


Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero menos acentuados. En consecuencia, es posible que la enfermedad sólo se diagnostique varios años después de su inicio, una vez que ya han aparecido sus complicaciones.


Hasta hace poco este tipo de diabetes sólo se observaba en los adultos, pero ahora también empieza a verse, sobre todo en niños obesos.


Además de estos dos tipos podemos hablar de un tercero, que difiere claramente, la diabetes gestacional, que se caracteriza por desarrollarse en mujeres, por primera vez, durante el embarazo.


Sus síntomas son similares a los de la diabetes de tipo 2, pero suele diagnosticarse por las pruebas rutinarias realizadas durante los exámenes prenatales, más que por la manifestación de síntomas.