Saltar al contenido

La automatización actualizará los contadores, no los reemplazará

A pesar de las estadísticas actuales, la innovación y las percepciones comunes, tenga la seguridad de que la tecnología NO reemplazará a los contadores, sino que les dará una actualización.

Las cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales muestran que la profesión de la contabilidad verá la mayor disminución en el número absoluto de puestos de trabajo. Después de todo, las automatizaciones, las integraciones y la inteligencia artificial que se está abriendo paso tan agresivamente en los programas de contabilidad están reduciendo la necesidad de introducir manualmente las transacciones de contabilidad y de realizar auditorías de un gran volumen de transacciones. Es fácil llegar a la conclusión de que la tecnología sustituirá a uno de cada 12 profesionales de la contabilidad. Pero es una conclusión errónea.

La automatización actualizará los contadores, no los reemplazará
La automatización actualizará los contadores, no los reemplazará

El Instituto Americano de Contadores Públicos define la contabilidad como: “el arte de registrar, clasificar y resumir de manera significativa y en términos de dinero, transacciones y eventos que son, en parte al menos de carácter financiero, e interpretar los resultados de los mismos”. Asumamos por un momento que esta es LA definición de la contabilidad.

La tecnología registra, clasifica y resume cada vez más las transacciones y los acontecimientos de carácter financiero (es decir, lo que tradicionalmente hacían los contables). Pero es la última parte de la definición anterior la que fue y es de mayor importancia (es decir, la interpretación de los resultados de la misma). La tecnología está desplazando a los contadores más hacia ese “trabajo”.

Sin duda ya habrán oído hablar de los coches “sin conductor”. Los coches sin conductor pueden, en teoría, reducir el número de trabajos como taxistas, repartidores de comida, conductores de Uber, camioneros, etc. Pero estos conductores cuyos trabajos están “amenazados” ahora tendrán que “actualizarse” efectivamente.

Con un nuevo entrenamiento apropiado, se transformarán en “representantes del placer del cliente”. Se convertirán en los embajadores de la marca en el lugar de los productos y servicios. Todo esto ocurrirá debido a las interacciones más humanas con los clientes. Estos “conductores” de hoy podrían convertirse en los “mecánicos” del mañana, aumentando así su potencial de ingresos.

Si la tecnología puede cambiar el trabajo de “fuerza” por el de “fuerza+cerebro”, ¿qué sucederá en la profesión de la contabilidad, que siempre fue más bien un “trabajo de cerebro”?

Analicemos un poco más:

Ahora es más fácil para las pequeñas empresas manejar sus libros sin mucho apoyo de los contables y contadores. Comparativamente, estarán de acuerdo en que en el pasado no fue tan fácil. La tecnología lo hizo más fácil.

Y las mismas tendencias tecnológicas que parecen amenazar a los contables facilitarán aún más las cosas a las pequeñas empresas, hasta el punto de que en algún momento no necesitarán crear manualmente los datos contables. ¿Qué sucederá entonces?

Los propietarios de pequeñas empresas NO verán mucho incentivo en hacer la contabilidad por sí mismos, si no lo hacen ya. Cuando llegue esa etapa, buscarán contadores que ayuden a dar sentido a todos los datos que se crean automáticamente.

Los resultados de una encuesta tras otra muestran que los contadores encuentran difícil conseguir nuevos clientes, encontrar personal con talento, tener problemas de equilibrio entre el trabajo y la vida privada y superar las presiones de los honorarios. El impacto acumulativo es que los contables suelen estar abrumados y sobrecargados de trabajo.

Sin el tiempo adecuado, muchos contadores no pueden atender las necesidades de asesoramiento de mayor valor de sus clientes. Los avances tecnológicos ayudarán a los contadores en este aspecto.

La mayor parte del tiempo que actualmente se pierde en lo mundano, el trabajo de producción de datos se desplazará a las interacciones con los clientes y al trabajo analítico que se relaciona con el contexto de las situaciones actuales de cada cliente comercial.

Cuando la tecnología transforma las expectativas de los clientes, invariablemente a éstos les resulta difícil justificar el costo del trabajo tradicional realizado por los contables y contadores. En otras palabras, el valor percibido del mismo trabajo disminuye a medida que la tecnología hace ese trabajo.

Sin embargo, la reducción de los costos por el ahorro de tiempo que requiere el trabajo de producción de datos puede ayudar a los contadores a aumentar los márgenes de beneficio. El efecto combinado de los puntos mencionados anteriormente es que los contadores pasarán a servicios de mayor valor que pueden obtener mejores precios y mayor rentabilidad. 

 Estos son sólo unos cuantos pensamientos para empezar. Basándose en sus clientes específicos, servicios y mezcla de tecnología – y la intensidad de su pensamiento empresarial, puede ver el camino futuro específico para su empresa.

¿Pero los números no muestran una disminución amenazante?

Las cifras citadas por la Oficina de Estadísticas Laborales se calculan mediante la metodología un tanto predictiva, basada en la extrapolación de tendencias y en el supuesto utilizado para tales proyecciones (que también tiene en cuenta los factores que afectan a la demanda de ocupaciones). No se trata de predicciones absolutas, por supuesto, y muchos otros factores pueden influir en las cifras reales.

Por ejemplo, el cambio hacia una mayor necesidad de servicios y las tendencias de los “trabajadores contingentes”, la “economía 1099” o los “trabajadores independientes” -todos los cuales pueden interpretarse como “microempresarios”- deberían aumentar la necesidad de servicios de contabilidad. ¿Se ha tenido ya en cuenta? Es difícil de decir!

Reconocer la actualización y las nuevas oportunidades

Para el propósito de nuestro análisis, no estoy tan enfocado en el número real de reducción de puestos de trabajo en la profesión de la contabilidad. En cambio, creo que es de suma importancia reconocer que los cambios que están ocurriendo en la profesión de la contabilidad están en realidad MEJORANDO las experiencias de vida de los contadores de su “trabajo”.

 Piénsalo. La recopilación de documentos, su organización, la introducción de información de los documentos en programas informáticos cada vez más sofisticados – era el “trabajo” esencial que se requería hacer. Era ayudar a llegar a “información analizable” para que la interpretaras para tus clientes.

Necesitabas toda tu educación, experiencia y conocimientos para poder interpretar esa información. Pero la mayor parte de tu tiempo se consumió en la creación y organización de datos – que NO requieren tu nivel de educación y experiencia. Esto redujo tus oportunidades de ayudar a más gente con las interpretaciones; y por lo tanto redujo tus oportunidades de ganar dinero. Pero ahora la tecnología te está devolviendo esas oportunidades, mejorando así tus oportunidades de ganar dinero.

Los contadores encontrarán sus vidas enriquecidas con tales experiencias, enriquecidas en muchos aspectos. La satisfacción y el placer que sentirán al poder influir realmente en la vida de sus clientes, al ser más útiles para la toma de decisiones de sus clientes y al desempeñar verdaderamente el papel de asesor de mayor confianza. Y al mismo tiempo, es aún más importante comprender y prepararse para adquirir las “nuevas habilidades” que se requerirán para que los contadores trasciendan con éxito al futuro de la contabilidad.

Como profesional de la contabilidad, ¿qué piensa de la dinámica cambiante de la profesión? Por favor, comparta sus comentarios a continuación.