Saltar al contenido

IRS: Cuidado con la nueva estafa de phishing por correo electrónico

Esquemas de correo electrónico como el que el IRS hizo público el viernes son la razón por la que la agencia nacional de recaudación de impuestos clasificó el phishing como el número 3 en su lista de estafas fiscales de la “Docena Sucia” de 2014.

Según el Servicio de Impuestos Internos, el phishing es una estafa que suele llevarse a cabo con la ayuda de correos electrónicos no solicitados o sitios web falsos que atraen a las víctimas para que proporcionen información personal y financiera. Un delincuente puede utilizar esa información para cometer un robo de identidad o un robo financiero.

IRS: Cuidado con la nueva estafa de phishing por correo electrónico
IRS: Cuidado con la nueva estafa de phishing por correo electrónico

Este último esquema de phishing consiste en enviar correos electrónicos a los contribuyentes que parecen ser del Servicio de Defensa del Contribuyente del IRS e incluyen un número de caso falso. Los correos electrónicos falsos pueden incluir el siguiente mensaje: “Sus ingresos declarados para 2013 están marcados para revisión debido a un error de procesamiento de documentos. Su caso ha sido remitido al Servicio de Defensa del Contribuyente para su resolución. Para evitar demoras en el procesamiento de su declaración de 2013, comuníquese con el Servicio de Defensa del Contribuyente para obtener asistencia en la resolución”.

Los correos electrónicos falsos dirigen al destinatario a hacer clic en los enlaces que supuestamente proporcionan información sobre el defensor del contribuyente asignado a su caso o que le permiten “revisar los ingresos declarados”, señaló el IRS. Los enlaces llevan a páginas web que solicitan información personal.

El Servicio de Impuestos Internos destacó que los contribuyentes que reciben estos correos electrónicos no deben responder, ni hacer clic en los enlaces. En su lugar, deben reenviar los correos electrónicos falsos a la agencia en [correo electrónico protegido]. Se puede encontrar más información en la página web de Report Phishing del IRS.

El Servicio de Defensa del Contribuyente es una organización legítima del IRS que ayuda a los contribuyentes a resolver los problemas de impuestos federales que no se han resuelto a través de los canales normales del IRS. El IRS y el Servicio de Defensa del Contribuyente no inician el contacto con los contribuyentes a través de correo electrónico, mensajes de texto o cualquier medio de comunicación social.

Esta última estafa viene después de una advertencia del Inspector General del Tesoro para la Administración de Impuestos (TIGTA) J. Russell George el 21 de marzo sobre una sofisticada estafa telefónica a nivel nacional, que él llamó “la mayor estafa de este tipo que jamás hayamos visto”.

La estafa telefónica, en la que se dice a los contribuyentes que deben dinero al IRS y se les amenaza con el arresto o la deportación si no pagan, ha ocurrido en casi todos los estados del país.

Los estafadores que se hacen pasar por agentes del IRS les dicen a las víctimas que deben pagar al IRS con prontitud a través de una tarjeta de débito precargada o una transferencia bancaria. Si se niegan a cooperar, los estafadores a menudo se vuelven hostiles e insultantes, amenazando con enviar a las víctimas a la cárcel, deportarlas o suspender su negocio o su licencia de conducir.

George señaló que el TIGTA ha recibido informes de más de 20.000 contactos y ha tenido conocimiento de miles de víctimas que han pagado colectivamente más de 1 millón de dólares como resultado de la estafa.

“El creciente número de personas que reciben estas llamadas no solicitadas de individuos que afirman fraudulentamente representar al IRS es alarmante”, dijo en una declaración escrita. “En todo momento, y en particular durante la temporada de presentación de impuestos, queremos asegurarnos de que los contribuyentes inocentes estén alerta a esta estafa para que no se vean perjudicados por estos criminales. No se conviertan en víctimas”.

El IRS contactará a la gente por correo – no por teléfono – sobre los impuestos no pagados, y no pedirá el pago con una tarjeta de débito prepaga o una transferencia bancaria. La agencia tampoco pide un número de tarjeta de crédito por teléfono.

“Si alguien llama inesperadamente diciendo ser del IRS y usa un lenguaje amenazador si no se paga inmediatamente, es una señal de que realmente no es el IRS el que llama”, dijo George.

Artículos relacionados:

El robo de identidad encabeza la lista de estafas del IRS “Dirty Dozen” para el 2014.
El IRS advierte a los contribuyentes de la estafa telefónica