Saltar al contenido

IPC (Índice de Precios al Consumo)

El IPC (índice de precios al consumo) es un indicador que se encarga de medir la variación mensual promedio de una canasta de bienes y servicios que representa el consumo en los hogares. Aunque para que sea más entendible, podemos afirmar que es la variación de los precios de los productos que son consumidos por una familia promedio en un país.

La variación del IPC entre dos o más periodos de tiempo representa la inflación en dicho periodo, en muchos países se realiza mensualmente y en otros de forma trimestral, semestral o anual.

Quizás te preguntarás ¿cómo se obtienen dichas estadísticas?

Pues la estructura general del índice de precios de consumo se manifiesta de la encuesta de presupuestos familiares (EPF), en la que todos los hogares que fueron encuestados en un país, hacen nota de todos los productos que fueron adquiridos en una cantidad de tiempo definida y establecida. Una vez digerida esta información, se procede a seleccionar lo que consume el 80% de la población encuestada.

La canasta del IPC debe contener desde elementos básicos y necesarios para un ser humano desde pan, arroz, agua, hasta productos un poco más sofisticados o servicios de recreación como entradas a un partido de fútbol, o entradas del cine.

Aunque estos productos que definen la canasta del IPC siempre se están actualizando, ya que los productos, hábitos y hobbies de las familias está en constante cambio.

Todos sabemos que el IPC puede medir la variación mensual de los precios, entonces para saber cómo está la inflación en un periodo del año, se hace un IPC del mes que está transcurriendo o del mes que se quiera saber y se compara con el mes de diciembre del año anterior, este proceso es conocido como índice de precios de consumo acumulado.