Saltar al contenido

Interpretación del plan de reforma fiscal del Partido Republicano — Parte 1

La semana pasada, el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes publicó su tan esperado proyecto de reforma fiscal. Tengan en cuenta que esto es sólo un proyecto de ley y es sólo un punto de partida para discutir la reforma fiscal.

Este proyecto de ley será cambiado varias veces hasta que la Cámara y el Senado se pongan de acuerdo sobre las partes del proyecto, y luego el presidente firma el proyecto para convertirlo en ley. En la primera parte de mi serie, vamos a discutir la reforma de los impuestos a los negocios.

Interpretación del plan de reforma fiscal del Partido Republicano — Parte 1
Interpretación del plan de reforma fiscal del Partido Republicano — Parte 1

CORPORATE TAX CUTS

El subtítulo A del proyecto de ley se centra en las tasas de impuestos de las empresas. La tasa del impuesto de sociedades C se reduce de una tasa graduada a un 20 por ciento fijo. Para las corporaciones de servicios personales, la tasa es un 25 por ciento fijo, mientras que para las Corporaciones S, la tasa de impuesto sobre el flujo es del 25 por ciento. Cualquier cantidad adicional se gravaría como compensación a las tasas ordinarias del impuesto sobre la renta.

Cada propietario o accionista determinaría por separado su proporción de los ingresos de la empresa. Los ingresos netos derivados de una actividad comercial pasiva se tratarían en su totalidad como ingresos comerciales y tendrían derecho a la tasa máxima del 25 por ciento. Los propietarios o accionistas que reciban ingresos netos derivados de una actividad comercial activa (incluidos los salarios recibidos) determinarían sus ingresos comerciales haciendo referencia a su “porcentaje de capital” de los ingresos netos de dichas actividades.

En virtud de esta disposición, los propietarios o accionistas pueden optar por aplicar un porcentaje de capital del 30% a los ingresos netos de la empresa derivados de las actividades comerciales activas para determinar sus ingresos comerciales que pueden acogerse a la tasa del 25%. Esa determinación dejaría el 70 por ciento restante sujeto a las tasas ordinarias del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Alternativamente, los propietarios o accionistas pueden optar por aplicar una fórmula basada en los hechos y circunstancias de su negocio para determinar un porcentaje de capital superior al 30 por ciento. Esa fórmula mediría el porcentaje de capital basado en una tasa de rendimiento (la tasa federal a corto plazo más el 7 por ciento) multiplicada por las inversiones de capital de la empresa. Una vez hecha, la elección de la fórmula alternativa sería vinculante por un período de cinco años.

Se aplicaría una norma especial para evitar que se recalifiquen los salarios reales pagados como ingresos comerciales. El porcentaje de capital de un propietario o accionista se limitaría si los salarios o ingresos reales considerados como recibidos a cambio de servicios de la entidad de paso (por ejemplo, un pago garantizado) exceden el porcentaje de capital del contribuyente que de otro modo sería aplicable. La determinación de si un contribuyente es activo o pasivo con respecto a una actividad comercial determinada se basaría en la legislación vigente sobre participación material y en las normas de actividad dentro de los reglamentos que rigen la limitación de las pérdidas de la actividad pasiva en virtud del artículo 469 del Código de Impuestos Internos. Con arreglo a esas normas, la determinación de si un contribuyente es activo en general se basa en el número de horas que el contribuyente dedica cada año a participar en las actividades de la empresa.

Los ingresos sujetos a tasas preferenciales, como las ganancias de capital netas y los ingresos por dividendos calificados, quedarían excluidos de cualquier determinación del porcentaje de capital de un propietario de empresa. Esos ingresos no se recaracterizarían como ingresos comerciales para esos fines y conservarían su carácter. Algunos otros ingresos de inversión que están sujetos a tasas ordinarias, como las ganancias de capital a corto plazo, los dividendos y las ganancias y coberturas de divisas no relacionadas con las necesidades de la empresa, tampoco tendrían derecho a ser recalificados como ingresos de la empresa. Los ingresos por concepto de intereses que se asignen adecuadamente a un comercio o empresa podrían ser recalificados como ingresos empresariales.

Con arreglo a esa disposición, el porcentaje de capital por defecto para determinadas empresas de servicios personales (por ejemplo, las empresas que prestan servicios en las esferas del derecho, la contabilidad, la consultoría, la ingeniería, los servicios financieros o las artes escénicas) sería del cero por ciento. En consecuencia, un contribuyente que participe activamente en ese tipo de negocios generalmente no tendría derecho a la tasa del 25 por ciento de los ingresos comerciales con respecto a ese tipo de negocios de servicios personales. Sin embargo, la disposición permitiría que la misma elección a los propietarios de negocios de servicios personales utilizaran un porcentaje de capital alternativo basado en las inversiones de capital del negocio. Esta elección estaría sujeta a ciertas limitaciones y su disposición también aplicaría una tasa máxima del 25 por ciento sobre ciertos dividendos de un fideicomiso de inversión inmobiliaria (REIT) y dividendos de patrocinio de cooperativas.

RECUPERACIÓN DE COSTOS – GASTOS AUMENTADOS

Con arreglo a esta disposición, se permitiría a una empresa gastar inmediatamente el 100 por ciento del costo de cualquier equipo adquirido. Esto aumentaría inmediatamente el número de empresas a las que se les permitiría deducir estos costos, porque se eliminaría el requisito de que el uso del equipo comenzara con el contribuyente.

La limitación de los gastos de las pequeñas empresas con arreglo a la sección 179 se aumentaría a 5 millones de dólares y el monto de la eliminación gradual se aumentaría a 20 millones de dólares. La disposición modificaría la limitación de gastos indexando los límites de inflación de 5 y 20 millones de dólares. La disposición también modificaría la definición de propiedad en la sección 179 para incluir permanentemente las propiedades calificadas de calefacción y aire acondicionado de alta eficiencia energética.

La disposición de modificar la definición de propiedad del artículo 179 para incluir la propiedad calificada de calefacción y aire acondicionado con eficiencia energética sería efectiva para las propiedades adquiridas y puestas en servicio después del 2 de noviembre de 2017. La disposición para aumentar las limitaciones en dólares sería efectiva para los años fiscales que comienzan después de 2017 hasta los años fiscales que comienzan antes de 2023.

MÉTODO DE CONTABILIDAD PARA PEQUEÑAS EMPRESAS Y SIMPLIFICACIÓN

Método de contabilidad en efectivo

Con arreglo a esa disposición, el umbral de 5 millones de dólares para las sociedades y asociaciones con un socio empresarial se aumentaría a 25 millones de dólares, y se derogaría el requisito de que esas empresas satisfagan el requisito para todos los años anteriores. El umbral aumentado de 25 millones de dólares se ampliaría a las sociedades agrícolas y a las asociaciones agrícolas con un socio corporativo, así como a las sociedades agrícolas familiares. También según esta disposición, la prueba de ingresos brutos medios se indexaría a la inflación.

Contabilidad de los inventarios

Con arreglo a esa disposición, las empresas con ingresos brutos medios de 25 millones de dólares o menos podrán utilizar el método de contabilidad de caja aunque tengan inventarios. Con arreglo al método de contabilidad de caja, una empresa puede contabilizar el inventario como materiales y suministros no incidentales.

Además, con arreglo a la disposición, una empresa con inventarios que cumpla los requisitos y utilice el método de contabilidad de caja podrá contabilizar sus inventarios utilizando el método de contabilidad reflejado en sus estados financieros o en sus libros y registros.

Con la capitalización y la inclusión de ciertos gastos en los costos de inventario en virtud de la disposición, las empresas con ingresos brutos medios de 25 millones de dólares o menos estarían totalmente exentas de las normas de capitalización uniforme (UNICAP). Esta exención se aplicaría a los bienes inmuebles y personales adquiridos o fabricados por esas empresas.

Contabilidad de los contratos a largo plazo

Con arreglo a esa disposición, la excepción de ingresos brutos medios de 10 millones de dólares al método del porcentaje de terminación se aumentaría a 25 millones de dólares. A las empresas que cumplan la prueba del aumento de los ingresos brutos medios se les permitiría utilizar el método del contrato completado (o cualquier otro método de contrato exento permitido).

Esta es la primera parte de mi serie de 5 partes sobre la reforma fiscal. La Parte 2 tratará más disposiciones de negocios, y la Parte 3 incluirá a los individuos, la Parte 4 será disposiciones individuales adicionales, y la Parte 5 será mis resúmenes y opiniones.