Saltar al contenido

¡Hurra por Nina Olson!

Una de las mejores cosas que salieron de las audiencias del Congreso de 1998 sobre el IRS fue el Servicio de Defensa del Contribuyente (TAS).  Su tarea es ser la “policía” del IRS, encabezada por Nina Olson que informa al Congreso sobre lo que sucede en el IRS. 

Durante su último testimonio ante el Congreso, abordó algo que Hacienda descubrió hace mucho tiempo. El IRS sacó a las compañías de cobranza dos veces, ambas veces fallaron.  Había muchas razones por las que fallaron, sin embargo, el Congreso hizo que el cobro por parte de una agencia de cobranza fuera parte de una Ley Federal. Deshacerse de las agencias de cobranza tomará literalmente una ley del Congreso.

¡Hurra por Nina Olson!
¡Hurra por Nina Olson!

Lo único que pueden hacer las agencias de cobro es recibir el pago en su totalidad o un acuerdo de pago a plazos (IA). El problema es lo que el problema era antes, que aquellos a los que se apuntaban vivían a veces 200 por ciento por debajo del umbral de pobreza. Por lo tanto, estas personas deben ser puestas en el estado de no cobrables (CNC). 

La Sra. Olson señaló que esos contribuyentes de bajos ingresos se sentían intimidados por las empresas de recaudación para que entraran en las IA que claramente no podían permitirse.  De hecho, la deuda de los beneficiarios de ingresos de la SSA se entregaron a las agencias de cobro.  En la Publicación 1 se le otorga el derecho de representación que estas personas no pueden pagar.

Otro tema que la Sra. Olson abordó fue el de que el IRS daba consejos incorrectos sobre impuestos a los contribuyentes.  Ahora, esto ha sido una práctica durante mucho tiempo y en un momento dado cuando estaba en espera con el IRS, la grabación decía que los empleados del IRS no son responsables del asesoramiento fiscal. Entonces, ¿de qué son responsables

En 2014, el TAS hizo que el IRS cambiara estas prácticas y ahora sólo pueden dar asesoramiento fiscal durante la temporada de impuestos, sin embargo eso se ha ampliado con la aprobación del nuevo código fiscal. Hay otras recomendaciones de la Sra. Olson sobre este tema.

Mis dos centavos son que el IRS necesita que le den 200 millones de dólares para actualizar el sistema informático, que en realidad falló el día de los impuestos. Además, necesitan unos 25 millones de dólares para la aplicación de la ley. Junto con esta implementación necesitamos una forma de comunicarnos electrónicamente y de forma segura con el IRS. 

Cuando salieran los eServicios, me fascinaría la cantidad de trabajo que podría hacer. En 24 años de práctica, 9-5 para mí se gasta en el teléfono y en citas. El único momento en que tengo tiempo para hacer el trabajo real es por las mañanas o los fines de semana cuando el IRS está cerrado.

El problema es que el TAS fue creado para dar informes al Congreso sobre la salud y el estado físico del IRS.  El TAS salió de las infames audiencias del Congreso de 1998 donde el público se quejó de las agresivas técnicas del IRS para recaudar impuestos, y la aplicación de la ley. 

Se suponía que el TAS debía vigilar el Servicio y hacer recomendaciones al Congreso, que parece haber dejado de escuchar hace mucho tiempo. Tengo mucho respeto por la Sra. Olson, pero me temo que la mayor parte de su mensaje al Congreso está cayendo en oídos sordos.

La simple economía, o incluso los negocios, dictan que si limitas tu departamento de cuentas por cobrar no recibirás tanto dinero que se te debe.  En este caso tenemos profesionales como EAs, CPAs y Abogados de Impuestos para abogar por nuestros clientes. 

Sin embargo, cualquier proceso automatizado con el IRS está tan estropeado que si le dices a un cliente que algo se ha solucionado, un aviso vendrá sobre lo mismo creando una brecha entre tu cliente y tú. De hecho, me despidieron por algo porque un Oficial de Ingresos (RO) no me devolvió la llamada.

En economía discutimos un concepto llamado la ley de los rendimientos decrecientes. Lo que significa que un negocio puede expandirse sólo hasta cierto punto antes de que sus márgenes de beneficio se vean afectados. No pueden ir más allá y lo que distorsiona esta ley es la tecnología. 

Con la tecnología puedes hacer tu trabajo más eficientemente. Sé que con la tecnología, un contable puede manejar unas 150 cuentas.  La Sra. Olson continúa diciendo que más de la mitad de los registros del IRS son en papel.  ¡Bueno, es el 2018 y ya nadie usa papel! Este reciente discurso de la Sra. Olson debería ser una llamada de atención ya que estos informes sólo empeoran progresivamente.