Saltar al contenido

Hacer ejercicio mientras trabajas

Una de las causas de la obesidad es el sedentarismo producido por los cambios en nuestros hábitos de vida, y con ello los cambios en el trabajo que realizamos.


Cada vez nuestros trabajos están más ligados a una mesa y menos vinculados al ejercicio físico, por eso no es raro que muchas compañías se dediquen a intentar conseguir mayor movilidad en el ambiente de trabajo, aunque esto se reduzca a una mesa y un ordenador.


Con ese motivo el pasado 15 de mayor, en el British Journal of Sports Medicine, presentaron un estudio de trabajadores de la Clínica Mayo que decía que un sistema que permitiera a los trabajadores caminar mientras trabajan podría hacer perder 191 kilocalorías por hora a los usuarios, mientras que sólo sentados gastan aproximadamente 72 kilocalorías….


¿Qué quiere decir esto? Pues que un trabajador obeso que utilizara una de estas mesas durante su jornada de trabajo podría perder del orden de 20 a 30 kilos al año según el estudio además de el riesgo de padecer multitud de enfermedades.


No está mal, además las empresas también pueden obtener beneficios, ya que reduciendo la obesidad también se reducen las bajas por enfermedad… apuesto a que en 5 años estas mesas serán bastante comunes.