Saltar al contenido

Habitaciones para los drogadictos

Esta foto fue tomada en 1998 en una injection room (lo podemos traducir como “habitación para pincharse”) en Frankfurt, Alemania, ahora, San Francisco ha adoptado la idea y ha abierto algunas durante este mes.


La idea es bastante buena, ya que además de darles la posibilidad de tener un sitio donde hacer este tipo de cosas y alejarles de los niños y jóvenes (quitándoles algo de publicidad), o de los problemas que pueden surgir entre ellos tienen enfermeras que pueden atenderles en un primer momento si hay algún problema, además de, para el sistema sanitario una forma de tenerlos censados y ayudar a difundir campañas contra la drogadicción, cursos o medidas higiénicas.