Saltar al contenido

Fumar influye negativamente en tu aspecto físico

Si quieres una razón más para dejar de fumar, el doctor José Luis Vila Moriente, de la Sociedad Gallega de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, te la ha dado estos días: tanto el tabaco como sus componentes favorecen la aparición de arrugas en todo el rostro, además de resultar una piel más grisácea y avejada y sobre todo atrofiada.


Además estas arrugas surgen de prematura, en personas muy jóvenes que llevan apenas unos años fumando, concretamente en labios y los ojos, debido al gesto continuo que se realiza al fumar frunciendo la boca y entrecerrando los ojos. El mecanismo nos lo explica:


Aunque antes era una cosa más de mujeres ahora tanto unos como otros nos preocupamos bastante por nuestro aspecto físico, es una pena que nos gastemos cientos de euros en cremas, operaciones, y demás cosas para cuidar nuestra piel y que después tengamos un hábito que la desmejore tanto, y no sólo en las personas que tienen una edad avanzada, esos síntomas se ven en las personas que llevan algunos años fumando, aunque sólo tengan 25. Ya sabes, una razón más para dejar de fumar.