Saltar al contenido

Fruta y pescado para paliar los efectos del asma

Así es, gracias a algunos componentes de alta concentración en las frutas y el pescado aquellos adolescentes que sufren asma pueden disminuir sus síntomas. Concretamente se trata de la vitamina C (de alto contenido en los cítricos) y los ácidos grasos omega-3 (que se encuentran en alta concentración en los pescados azules), entre ellos causan un incremento de la función pulmonar, y disminuyen los síntomas del asma, de manera que pueden ayudarles a llevar una vida más normal, sobre todo en esas edades en las que los síntomas son especialmente molestos porque les diferencian demasiado del resto de los niños a la hora por ejemplo de practicar deporte.


Además, ahora que lo sabemos, inducirles el comer pescado y frutas con alto contenido en vitamina C cunado son pequeños les puede ayudar a seguir con este hábito en la edad adulta, lo que les dará una ventaja frente a la enfermedad a lo largo de toda su vida.