Financiación y ASNEF ¿totalmente incompatibles?

Conseguir financiación para compras y estar en la lista del ASNEF se consideran cosas totalmente incompatibles. Aquellos que están en la famosa lista de morosos no pueden optar a préstamos rápidos ofrecidos por financieras ya que al introducir sus datos salta el aviso de que están en dicha lista y se deniega de manera automática.

Da igual si se está en la lista por deber mucho dinero o por retrasos en un pago. La respuesta será la misma: no hay crédito para quienes están en el ASNEF. Y lo cierto es que la puerta se cierra de tal modo que incluso aunque la persona que lleva tu expediente crea que eres digno del crédito, poco o nada podrá hacer para concederlo.

Financiación y ASNEF ¿totalmente incompatibles?

Financiación y ASNEF ¿totalmente incompatibles?

Existen alternativas

No obstante, actualmente son varias las financieras que han comenzado a suavizar esta política. La crisis económica ha dejado atrás a muchas personas que han acabado en las listas del ASNEF por causas ajenas a su voluntad, ya que al perder sus trabajos no pudieron hacer frente a sus deudas.

Sin embargo, su situación actual ha mejorado y están trabajando y en proceso de pago, pero al seguir en las listas no pueden optar a financiaciones nuevas o, al menos, no podían hasta ahora. Los préstamos con ASNEF ya son posibles, aunque hay que tener en cuenta que las condiciones son diferentes a las de otros préstamos.

Características de estos préstamos

Generalmente se trata de pequeños importes, los llamados microcréditos, pensados para salir de un apuro concreto a final de mes. Por tanto, no estamos hablando de grandes cantidades ni de refinanciaciones de deudas, las cuales tienen otras condiciones diferentes a lo que hablamos aquí.

Dado que se trata de personas que están catalogadas como de alto riesgo, las condiciones no son las mismas que para otras personas. Se suele cobrar mayor interés por la concesión de estos préstamos y, además, se suelen pedir garantías a mayores como nóminas que demuestren que hay ingresos para devolver ese dinero.

Pero incluso con estos inconvenientes, la posibilidad de poder conseguir uno de estos créditos cuando hay un apuro es toda una bocanada de oxígeno para estas personas que no tenían demasiadas opciones cuando un mes venían imprevistos y no había efectivo para afrontarlos, algo que podía hacer que sus deudas aumentaran mes a mes y que el tiempo en la lista de morosos volviera a contar desde cero en poco tiempo.