Saltar al contenido

¿Es la risa la mejor medicina para su empresa?

“¿Has oído el de…?”

Como dice el viejo refrán, “La risa es la mejor medicina”, y resulta que también puede ser una de las claves del éxito en el trabajo, según una reciente encuesta de Accountemps.

¿Es la risa la mejor medicina para su empresa?
¿Es la risa la mejor medicina para su empresa?

“El sentido del humor puede mejorar los estados de ánimo y las conexiones entre colegas”, dijo Mike Steinitz, director ejecutivo de Accountemps, en una declaración escrita. “La creación de un ambiente de trabajo positivo y amistoso puede llevar a mayores niveles de compromiso y productividad de los empleados”.

La encuesta reveló que el 78 por ciento de los ejecutivos de finanzas dijeron que el sentido del humor de un empleado es al menos algo importante para que encaje en la cultura de la empresa, y el 22 por ciento de los jefes dijeron que el humor es muy importante.

“No todos los asuntos de negocios son divertidos, pero un poco de frivolidad puede ayudar mucho, especialmente cuando se trata de calmar la tensión o de recuperarse de un pequeño contratiempo”, añadió Steinitz. “No hay nada como una broma para tranquilizar a la gente”.

Accountemps ofrece las siguientes cinco reglas para usar el humor con éxito en su empresa:

1. Muestra tu personalidad. Cuando se usa apropiadamente, el humor puede ayudar a construir una relación con los colegas.¿Entrevista para un nuevo trabajo? Considere la posibilidad de utilizar algo de ingenio para crear química con el gerente de contratación y demostrar que usted es accesible, un rasgo de un buen líder. Como ventaja adicional, puede ayudar a aliviar los nervios.

2. Considere las circunstancias. Los comediantes saben que el tiempo lo es todo.Mientras que una o dos risas pueden ayudar a disipar las situaciones estresantes, romper una frase durante una reunión seria es una distracción no deseada.

3. Usa el medio adecuado. Ten cuidado al usar el humor en un correo electrónico o mensaje instantáneo – puede caer en picado o ser mal interpretado porque el destinatario no puede ver tus expresiones faciales o escuchar el tono de tu voz.

4. Ríete con ellos, no de ellos. 5. Nunca uses el humor a expensas de otros, y ten cuidado con los comentarios sarcásticos o degradantes que pueden ser desagradables u ofensivos.Burlarse de uno mismo es más seguro; demuestra que eres consciente de ti mismo y no te tomas demasiado en serio.

5. Manténgalo clasificado como G. Evita los comentarios inapropiados o negativos que puedan hacer que alguien se sienta incómodo. Si no está seguro de cómo puede ser recibido su chiste, guárdelo para usted.