Saltar al contenido

El IRS prescribe reglas para las FSA de atención médica

Por Ken Berry

Un nuevo fallo del IRS (Notice 2012-40) proporciona orientación sobre un límite pendiente para las cuentas de gastos flexibles (FSA). A partir de 2013, la cantidad que un empleado participante puede aportar a una FSA para gastos de atención médica se limita a 2.500 dólares (a partir de entonces indexados por inflación). Actualmente, no existe tal límite para las FSA de atención médica.

El IRS prescribe reglas para las FSA de atención médica
El IRS prescribe reglas para las FSA de atención médica

Pero hay un factor atenuante a considerar: El límite se incluyó en la ley de atención de salud de 2010 â?” la Ley de Protección al Paciente y Atención Asequible (PPACA). Se espera que la Corte Suprema de EE.UU. emita su decisión sobre la constitucionalidad de la PPACA en cualquier momento. Su fallo puede tener un impacto en el límite de la FSA para 2013.

Para revisar rápidamente: Un empleador puede permitir que los empleados contribuyan con una parte del salario a una FSA antes de impuestos, ahorrando así dólares de impuestos. Las distribuciones utilizadas para pagar los gastos médicos calificados están exentas del impuesto federal sobre la renta, pero las demás distribuciones están sujetas a impuestos.

Por lo general, las contribuciones se efectúan mediante deducciones de la nómina ordinaria, basadas en la cantidad anual especificada antes del comienzo del año. Sin embargo, toda cantidad que quede al final del año se pierde, aunque el empleador puede conceder un “período de gracia” de 2½ meses para transferir los fondos al año siguiente.

El nuevo aviso del IRS aclara los siguientes puntos:

  • El límite de 2.500 dólares es efectivo para los años del plan que comienzan después de 2012. Además, un empleador no puede cambiar su año de plan para retrasar la imposición del límite de $2.500.
  • El límite de 2.500 dólares se aplica individualmente. Por lo tanto, una pareja casada puede contribuir con un máximo de 5.000 dólares.
  • Si un año del plan corto comienza después de 2012, el límite de 2.500 dólares se prorratea en función del número de meses del año del plan corto.
  • Todos los empleadores de un grupo de servicio controlado o afiliado son tratados como un solo empleador para la aplicación del límite de 2.500 dólares.
  • El límite de 2.500 dólares sólo se aplica a las contribuciones de reducción de salario a una FSA. No se aplica ningún límite a las contribuciones no electivas del empleador, como los créditos flexibles, a menos que el empleado pueda elegir entre recibir los créditos flexibles en efectivo o una prestación imponible.
  • Si un empleador utiliza el período de gracia de 2½ meses para los años del plan que comienzan en 2012 o más tarde, cualquier cantidad transferida al año siguiente no cuenta para el límite de 2.500 dólares para el año siguiente.
  • Si un empleado puede elegir contribuir con más de 2.500 dólares, el plan no perderá su estatus de favoritismo fiscal mientras..: (1) los términos de la FSA se apliquen de manera uniforme a todos los participantes, (2) el error sea involuntario y no se deba a un descuido intencional del empleador, y (3) los aportes en exceso se devuelvan al empleado y se reporten como salarios sujetos a impuestos.

El IRS también está solicitando comentarios sobre la característica de “úsalo o piérdelo” de las FSA. Esta disposición puede ser modificada o eliminada en el futuro.

Artículos relacionados:

  • Aproveche su FSA y ahorre dinero!
  • Preguntas comunes sobre la Ley de Reforma de la Atención de la Salud