Saltar al contenido

El boxeador Manny Pacquiao ahora acorralado por dos oponentes fiscales

Por Teresa Ambord, corresponsal

El boxeador Manny Pacquiao ya tenía bastantes problemas para frenar a las autoridades fiscales de su patria filipina. La Oficina de Impuestos Internos (BIR) de la República de Filipinas dijo que debía una enorme factura fiscal relacionada con los ingresos que obtuvo en los partidos de lucha en los Estados Unidos en 2008 y 2009. Un acuerdo fiscal entre los dos países significa que los ciudadanos de un país no serán gravados doblemente cuando obtengan ingresos en el otro país. Sin embargo, el Comisionado de Impuestos del BIR, Kim Henares, dice que Pacquiao nunca pagó impuestos al IRS por sus ingresos en los Estados Unidos; por lo tanto, debe pagar impuestos por ese dinero en Filipinas.

El boxeador Manny Pacquiao ahora acorralado por dos oponentes fiscales
El boxeador Manny Pacquiao ahora acorralado por dos oponentes fiscales

Incluso si hubiera pagado al IRS, Henares dijo que todavía tendría que pagar algunos impuestos a Filipinas, ya que la tasa impositiva aplicable en los Estados Unidos en ese momento era un 2 por ciento más baja que en Filipinas. Esa diferencia se debía al BIR.

¿Cuánto?

Según Henares, debe 2.200 millones de pesos, el equivalente a 50,2 millones de dólares. Ha tenido dos años, dijo, para presentar pruebas de que pagó su factura de impuestos de EE.UU. Finalmente, el BIR ha congelado sus activos y ha puesto un gravamen sobre algunas propiedades, haciendo que no pueda pagar a su personal. En 2013 fue el decimocuarto en la lista de Forbes $0027 de los atletas mejor pagados, con ganancias de 34 millones de dólares, sin embargo, dijo a los periodistas con el fin de ayudar a las víctimas del Súper Tifón Haiyan (Yolanda) que recientemente golpeó a su país, tuvo que pedir dinero prestado, una afirmación que Henares dice es su propia culpa.

Pacquiao, su promotor, Bob Arum (de alto rango), y su abogado, Tranquil Salvador, han dicho todo el tiempo que su defensa contra el impuesto filipino fue que realmente pagó el impuesto debido a los Estados Unidos. Una vez más, Pacquaio ha sostenido que las reclamaciones del BIR de delincuencia fiscal son falsas, porque pagó su factura de impuestos a los Estados Unidos. Arum dice que la prueba está en camino, en forma de documentos certificados, que probarán que Pacquiao pagó impuestos en los Estados Unidos.

Eso es lo que dijeron

Desafortunadamente, ahora el IRS está respaldando a Pacquiao en otra esquina. Afirma que no sólo es un delincuente fiscal de esos años (de unos 11 millones de dólares), sino que además nunca pagó impuestos sobre sus ganancias en EE.UU. de 2006, 2007 o 2010. Eso, dicen, le deja debiendo un total de 18.313.669 dólares.

Cuando se conocieron los problemas de Pacquiao con el BIR, parecía estar trabajando con un astuto estratega fiscal, que le aconsejaba dónde aceptar los combates y minimizar legítimamente sus impuestos. Ahora el jurado está deliberando sobre cuál será su destino fiscal.

Mientras tanto, Pacquaio se embarca en su propia campaña pública para redimir su imagen, apareciendo en todas las principales cadenas de televisión de Filipinas, acusando al BIR de acoso. “No soy un criminal o un ladrón. No estoy ocultando nada. Enfrentaré mis problemas cuando vengan”.

Artículos relacionados:

  • Los impuestos hacen que el boxeo en EE.UU. sea un mal combate para Pacquiao
  • El taxista intenta dar una vuelta a Juan Pablo Montoya de la NASCAR