Saltar al contenido

Dormir mal es también un factor de riesgo para la diabetes

Si el otro día os daba algunos consejos para dormir bien hoy no me queda otro remedio que daros una razón para llevarlos a cabo, y es que, según un estudio de la Universidad de Chicago aquellos adultos jóvenes que duermen mal, concretamente se ven privados de la fase profunda del sueño, tienen más riesgo de padecer diabetes tipo II además de ganar peso.


Al parecer es debido a que cuando los jóvenes perdemos el sueño perdemos también parte de la sensibilidad de una hormona de nuestro cuerpo llamada insulina (de la que ya os he hablado alguna vez) que se encarga de hacer que el azúcar que hay en nuestra sangre pase al interior de las células para que estás puedan alimentarse.


Y no te creas que para que pase esto necesitas dejar de dormir un mes, o dos, no, según el estudio sólo 3 noches son suficientes para disminuir la sensibilidad d ela insulina, así que ya sabes, si eres joven y duermes mal, ya tienes una razón más para arreglar el problema.