Saltar al contenido

Doiser, portal para empresas y autónomos

Cuando comienzas tu aventura empresarial, ya sea como sociedad o como autónomo, son muchos los detalles que debes tener en cuenta para comenzar con buen pie y evitar sobresaltos en el camino. Gracias a portales como Doiser, especializados en ofrecer servicios a empresas y autónomos, más de 100.000 emprendedores disfrutan de forma fácil de proveedores de confianza y ofertas personalizadas de servicios.

La creación de una empresa no se basa simplemente en que una gestoría tramite el alta ante la seguridad social y la agencia tributaria. Hay otros importantes trámites que debes tener en cuenta antes de la puesta en marcha del negocio.

Doiser, portal para empresas y autónomos
Doiser, portal para empresas y autónomos

Uno de los primeros detalles antes de lanzar tu negocio es la elección y registro de la marca con la que vas a darte a conocer. No puedes comenzar a promocionar tu negocio ni lanzar tus campañas de marketing sin tener decidida ni registrada una marca o nombre comercial. Otro punto importante, muy relacionado con este, es el registro del dominio donde vas a tener alojada tu página web. Antes de que se conozca el nombre de tu marca públicamente, debes haber registrado el dominio oportuno para evitar que terceras personas se te adelanten.

Otro punto importante es la gestión del personal. El proceso de contratación de empleados no incluye únicamente la asesoría laboral para tramitar el alta en la seguridad social y confeccionar las nóminas. La tarea se inicia con el proceso de selección de personal, su formación y preparación para el puesto de trabajo antes de comenzar a desarrollar sus tareas en la empresa. Es totalmente obligatorio que todos los empleados realicen un curso de prevención de riesgos laborales antes de comenzar a prestar los servicios en la empresa. En caso de no cumplir este punto, el empresario cargaría con una enorme responsabilidad en caso de cualquier accidente laboral.

Al igual que la responsabilidad laboral ante los empleados, todo empresario tiene una responsabilidad por cualquier daño que pueda ocasionar ante un tercero en el desarrollo de su actividad. Desde una rotura fortuita que se produzca realizando una reparación hasta un accidente de un cliente en las instalaciones de la empresa. El empresario es el responsable de reparar e indemnizar por estos daños, por lo que es totalmente recomendable la contratación de un seguro de responsabilidad civil antes de comenzar con su actividad.

Algo más reciente, aunque no por ello menos importante, es el riesgo que debe controlar cualquier empresa por el simple hecho de tener almacenada información necesaria para el correcto desarrollo de su actividad. Solo por tener un registro con los datos de sus clientes y proveedores, está obligada a proteger esta información de acuerdo al reglamento general de protección de datos. El empresario debe velar por la seguridad de la información y cumplir determinados trámites antes de obtener y almacenar la información personal de proveedores y clientes.

Como vemos, la tarea de ser empresario no es tarea fácil, pero siempre podemos estar más tranquilos si podemos confiar en empresas especializadas en todos estos importantes servicios.