Saltar al contenido

Documentos que debes entregar al contratar un préstamo rápido

En la actualidad, solicitar un préstamo rápido es muy sencillo y cómodo. Para muchas empresas prestamistas de capital privado, ya no son necesarios los papeleos, dependiendo de la cantidad solicitada. Por lo general, los documentos se envían a través de correo electrónico o subiéndolos a su web en el momento en el que se realiza la solicitud, agilizando de este modo los trámites para que puedan tomar una decisión sobre la concesión o denegación del préstamo.

¿Qué me van a pedir para contratar un préstamo rápido?

  • Ser mayor de edad, se demostrará enviando una copia escaneada del DNI o NIE
  • No estar por debajo del límite de edad establecido por la entidad ni superarlo
  • Contar con unos ingresos regulares suficientes para hacer frente al pago de la o las cuotas y percibirlos durante todo el tiempo que dure la deuda. El importe que la entidad estará dispuesta a prestar dependerá de la cantidad de dinero que percibe el solicitante. Cada entidad tiene sus propios criterios para aceptar, rechazar u ofrecer una cantidad de dinero distinta a la solicitada. Por ello, cuando una entidad deniega un préstamo u ofrece una cantidad menor, es necesario intentarlo con otras entidades, ya que es posible que estén dispuestas a asumir más riesgos.
Documentos que debes entregar al contratar un préstamo rápido
Documentos que debes entregar al contratar un préstamo rápido

Para algunas entidades de crédito será necesario contar con una nómina o pensión, incluso pueden solicitar los datos de la empresa para la cual trabaja el solicitante. Para otras, los ingresos podrán provenir de un subsidio, una beca, la facturación en caso de trabajar por cuenta propia, el cobro de un alquiler… Aunque algunas empresas prestamistas de capital privado no soliciten documentación que demuestre estos ingresos, lo comprobarán a través de la cuenta bancaria del solicitante.

  • También se tendrán en cuenta los gastos fijos que tiene el posible cliente cada mes, entre ellos se incluyen el pago del alquiler o hipoteca, otros créditos si los hubiera, la cuota del teléfono y otros servicios, cuántas personas conviven en el domicilio y cuántas están a su cargo, etc. Esto se hace porque el importe de la cuota a pagar por el préstamo rápido no podrá ser superior al 35 ó 40 por ciento del dinero que le queda al solicitante cada mes después de haber hecho frente a todos sus gastos fijos.
  • Ser titular de una cuenta bancaria ubicada en territorio español. En ella se ingresará el dinero del préstamo, pero también a través de ella la entidad comprobará los movimientos del solicitante, sus gastos y su historial crediticio. Sabrán si tiene otros créditos, si los paga con puntualidad, conocerán sus ingresos y el uso en general que hace de su dinero, de ese modo podrán comprobar si maneja sus finanzas de manera responsable.
  • Si los datos del solicitante se encuentran incluidos en ASNEF, deberá dirigirse a una empresa prestamista de capital privado que acepte esta situación; por supuesto ninguna entidad bancaria la aceptará. En el caso de las empresas prestamistas que sí lo aceptan, cada una de ellas tiene sus condiciones y criterios. Algunas establecen que la deuda que ha dado lugar a tal situación no puede ser superior a 500 euros, otras hasta 2.500, y, por lo general, ninguna aceptará la solicitud si el motivo de la deuda ha sido causado por el impago a una entidad bancaria o a otra empresa de capital privado.
  • El solicitante deberá dar permiso a la entidad prestamista para comprobar sus datos y su historial financiero. Esto se hará dependiendo de la entidad, en muchas ocasiones se hace entrando el solicitante en su banca online con su usuario y contraseña a través de la plataforma de la entidad. En el momento en el que el cliente entra en su banca online, está dando permiso para que se realice un informe sobre su trayectoria financiera. Estos informes se realizan muy rápidamente a través de programas como Instantor, que realiza un análisis en pocos minutos y es entregado a la empresa prestamista o a la entidad bancaria. Una vez realizado el informe financiero, es cuando se determina la aceptación o denegación del préstamo.
  • Cualquier persona que sea mayor de edad y disponga de unos ingresos suficientes para hacer frente a la deuda que pretende contraer, puede pedir un préstamo rápido. Sin embargo, será necesario residir en España de manera permanente, algunas empresas prestamistas de capital privado incluso solicitan que se disponga de la nacionalidad española. Otras no, pero sí que se demuestre la permanencia de residencia en España. Ello se hará a través de los documentos que solicite cada empresa, puede ser el certificado de empadronamiento, facturas de servicios…

Cada empresa prestamista de capital privado o entidad bancaria tiene sus propios criterios para aceptar o rechazar una solicitud de crédito o préstamo, y también cada cual establece el interés que va a cobrar y las condiciones. Por ello, es necesario comparar entre varias de ellas antes de tomar una decisión, y comprender a la perfección todas las cláusulas del acuerdo que se va a firmar. Para ello, el comparador de créditos Crediteria te ayudará a encontrar de manera rápida y cómoda la entidad que más se adapta a tus necesidades y condición.