Saltar al contenido

Dejar de fumar evita que el cáncer de vejiga vuelva a aparecer

Si alguien se esperaba que hablara alguna vez más de algo bueno del tabaco, creo que se puede estar sentando a esperar, cada día me sorprendo más de la cantidad de cosas malas que propicia en nuestro organismo, soy menos comprensiva con aquellos que fuman aún sabiéndolo, y sobre todo mucho menos paciente.


Pero vamos al caso, en casa se conoce de cerca el cáncer de vejiga, a mi padre, fumador de toda la vida se lo diagnosticaron hace 3 años y aunque ahora está bien (y que siga así), con sus revisiones periódicas y lo que tiene haberse quedado sin vejiga, en su día lo pasamos bastante mal.


La aparición del cáncer de vejiga está íntimamente ligada al tabaco, de hecho, los hombres fumadores tienen un 50% de riesgo más de padecer este tipo de cáncer, y las mujeres un 25% más, pero lo que no se sabía, y sobre lo que va el estudio que os traigo es que dejar de fumar también disminuye la recurrencia.


El estudio, que se ha realizado en un organismo asociado a la Universidad de Taiwán, afirma que aquellas personas que han tenido cáncer de vejiga, y continúan fumando, tienen un riesgo 2 veces mayor que aquellas personas que han dejado de fumar de volver a caer en la enfermedad.